7 de julio de 2020
4 de septiembre de 2006

Las montañas rusas pueden provocar arritmias

Las montañas rusas pueden provocar arritmias

L'HOSPITALET DE LLOBREGAT (BARCELONA), 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las montañas rusas que se encuentran en los parques de atracciones pueden provocar disfunciones en el ritmo del corazón, conocidas con el nombre de arritmias, según pusieron de manifiesto hoy expertos en el marco de la presentación del estudio 'Las montañas rusas de hoy en día: ¿un peligro potencial para el corazón?' dirigido por el doctor Jürgen Kuschyk de la Universidad Mannheim de Alemania.

El estudio se realizó ante las recientes muertes súbitas asociadas a las modernas montañas rusas y al poco conocimiento sobre los efectos emocionales y tensiones físicas que se producen durante el periodo de tiempo en que las personas permanecen en dicha atracción.

En la muestra fueron analizados 55 voluntarios --34 hombres y 21 mujeres-- con una media de edad de 28 años --de entre 18 y 70 años--. A todos ellos se les colocó un 'holter' que permitía el registro del electrocardiograma antes, durante y después de montar en la montaña rusa.

El ritmo medio del corazón en reposo antes de montar fue de 89 latidos por minuto, en un intervalo de 51 y 147 latidos por minuto. La frecuencia media máxima del corazón alcanzada fue de 155 latidos por minuto, que se obtuvo a los 64 segundos del inicio de la vuelta.

Con todo, 24 de 55 participantes --un 43%-- observaron una marcada arritmia sinusal que persistió hasta cinco minutos después de la vuelta. Uno de los voluntarios experimentó un episodio de fibrilación auricular y otro un episodio de taquicardia ventricular no sostenida de tres complejos.

PRONUNCIADO INCREMENTO DE LA FRECUENCIA CARDÍACA

El análisis constata que existe un pronunciado incremento de la frecuencia cardíaca media comparable con una sesión fuerte de ejercicio físico rápido o "una situación de estrés no sólo por la frecuencia cardíaca, sino también por la emisión de adrenalina" que supone que puede "favorecer problemas" en colectivos de riesgo, explicó Javier Escaned del Hospital Clínico de San Carlos de Madrid.

Escaned puso de manifiesto que el estrés emocional es un factor importante para incrementar el ritmo de los latidos del corazón y en el caso de esta atracción "puede afectar más a una persona con un sustrato de enfermedades cardiovasculares", por lo que su "riesgo es mayor".

Las arritmias que pueden ser provocadas durante una vuelta en montaña rusa pueden implicar un riesgo para aquellas personas con enfermedades cardiovasculares y las frecuencias cardíacas observadas puede ser un riesgo potencial entre las personas con insuficiencia cardíaca o enfermedades estructurales del corazón.

Por tanto, el análisis concluye que aquellos individuos con enfermedades del corazón conocidas no deberían subir a estas atracciones y debería ser investigada la posibilidad de tener desfibriladores automáticos disponibles en estas ferias.