12 de julio de 2020
11 de noviembre de 2006

La Neuroestimulación mejora significativamente los trastornos del movimiento debilitantes, según un estudio

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Neuroestimulación Profunda del globo Pálido puede proporcionar "mejoras significativas y que se mantienen en el tiempo" en aquellos pacientes que sufren de Distonía, un trastorno del movimiento de origen neurológico que puede ser muy discapacitante. Según los datos publicados ayer por el 'New England Journal of Medicine', el tratamiento, desarrollado por la empresa de tecnología médica Medtronic, supone la implantación de un dispositivo que envía suaves impulsos eléctricos a precisas áreas del cerebro involucradas en las funciones motoras del paciente.

Un total de cuarenta pacientes con "discapacidad marcada", causada por una distonía primaria generalizada o segmental, participaron en este estudio, realizado en diez centros médicos y académicos de Alemania, Noruega y Austria. Todos ellos, según informó Medtronic en un comunicado, recibieron el sistema de neuroestimulación activa de Medtronic mediante la colocación de electrodos en el globo pálido, una estructura que forma parte de los ganglios basales y que está relacionada con la regulación subconsciente del movimiento voluntario.

Durante el estudio, la mitad de los pacientes recibieron neuroestimulación inmediatamente después del implante del sistema, mientras que en la otra mitad no se activó la estimulación hasta tres meses después de la operación, algo que no fue revelado ni a médicos ni a pacientes durante el desarrollo de la prueba.

Tres meses después, los pacientes que habían recibido neuroestimulación de forma inmediata experimentaron un 39,3% de mejora en el movimiento, mientras que, en aquellos que no se realizó, el porcentaje descendió al 4,9%. Asimismo, los resultados reflejaron una reducción del 37.5% en la discapacidad de los pacientes que habían recibido neuroestimulación frente al 8.3% de reducción en los que no.

Los resultados de este estudio respaldan las evidencias clínicas que apoyan la terapia de Medtronic para el tratamiento de los trastornos del movimiento. Según los datos publicados en el 'New England Journal of Medicine', todos los pacientes, independientemente del grupo del que formaran parte, recibieron neuroestimulación durante seis meses. Una vez trasncurrido ese tiempo, los pacientes mejoraron sus funciones motoras en un 46%, un beneficio que se tradujo en importantes avances a la hora de realizar actividades de la vida diaria.

En este sentido, el profesor Reiner Benecke y el doctor Jens Volkmann, investigadores principales del estudio clínico, de los Departamentos de Neurología de la Universidad de Kiel y la Universidad de Rostock (Alemania) valoraron satisfactoriamente el impacto potencial del tratamiento de Medtronic y señalaron que estos resultados "tendrán implicaciones en las futuras guías mundiales para el tratamiento de la Distonía".