12 de julio de 2020
24 de julio de 2006

Los niveles elevados de estrógenos están asociados con un mayor riesgo de demencia en hombres mayores

Los niveles elevados de estrógenos están asociados con un mayor riesgo de demencia en hombres mayores

MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los niveles elevados de estrógenos en hombres mayores están asociados con un mayor riesgo de demencia, según un estudio del 'University Medical Center Utrecht' (Holanda) que se publica en la revista 'Annals of Neurology'. El estudio muestra que en el caso de los niveles de testosterona, éstos no se asocian con el declive cognitivo.

Los científicos examinaron datos de un estudio prospectivo basado en 2.974 hombres de entre 70 y 91 años que participaban en un estudio sobre envejecimiento en Honolulu y Asia. Los participantes no mostraban signos de demencia cuando comenzaron el estudio entre 1991 y 1993 y se tomaron las primeras muestras sanguíneas.

Los investigadores midieron los niveles de testosterona y estradiol en las muestras y los participantes fueron reexaminados en lo relativo a declive cognitivo o demencia en 1994-1996 y 1997-1999 utilizando una prueba estándar. En cada examen los investigadores recopilaban también información física, demográfica y médica.

Según los investigadores, los niveles de testosterona existentes no se asociaron con declive cognitivo ni demencia, en contraste los niveles mayores de estradiol estaban asociados con un mayor riesgo de declive cognitivo y enfermedad de Alzheimer. Por cada aumento en desviación estándar en el nivel de estradiol, el riesgo de la enfermedad ascendía hasta un 25 por ciento.

Además, en comparación con aquellos hombres con los niveles más reducidos de estradiol, los hombres de los dos niveles superiores tenían puntuaciones de 24 y 28 puntos por debajo en la prueba de cognición y demencia respectivamente por cada año más de edad.

Los investigadores señalan que la asociación con el estradiol podría explicarse por la mayor actividad de la aromatasa en el cerebro que a su vez podría estar relacionada con un proceso degenerativo. Sería entonces posible que los altos niveles de estradiol fueran una consecuencia o un indicador precoz de la enfermedad de Alzheimer en vez de su causa.