5 de julio de 2020
22 de noviembre de 2006

No existe una clara diferencia en la mejoría de los pacientes de hernia discal que pasan o no por la cirugía

No existe una clara diferencia en la mejoría de los pacientes de hernia discal que pasan o no por la cirugía

MADRID, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

La conveniencia de pasar por el quirófano o no hacerlo en lo que se refiere al tratamiento de la hernia discal en función de los resultados de la mejoría de los pacientes tras dos años no es clara, según sugiere un estudio de la Escuela de Medicina de Darmouth en Hanover (Estados Unidos) que se publica en la revista 'Journal of the American Medical Association' (JAMA).

Los pacientes con hernia lumbar de disco que pasan por cirugía o tratamientos distintos a la intervención quirúrgica mostraron niveles de mejoría en la reducción del dolor en un periodo de dos años. En todos los casos en los que se realizó cirugía se produjo una ligera mejoría.

Los investigadores compararon los progresos del tratamiento de la hernia lumbar de disco con operación y sin ella en el estudio SPORT ('Spine Patiente Outcomes Research Trial') que incluía un grupo de estudio aleatorizado y un grupo observacional en el que los pacientes elegían su tratamiento.

El ensayo aleatorizado incluyó 472 pacientes con una media de 42 años y un 42 por ciento de mujeres que eran candidatos para la cirugía, padecían una hernia discal lumbar y síntomas persistentes de radiculopatía, una afección en la que el dolor se extiende a otras partes del cuerpo desde la médula espinal, como por ejemplo a la pierna, durante al menos seis semanas.

Los pacientes de este grupo fueron aleatoriamente asignados a pasar por quirófano o no hacerlo y someterse a un tratamiento en el que se proporcionaba terapia física, educación para la salud con ejercicios para realizar en casa y fármacos antiinflamatorios, si los pacientes los toleraban. Los participantes recibieron seguimiento a las seis semanas, tres meses, seis meses, uno y dos años.

Los investigadores descubrieron que la adherencia al tratamiento asignado fue limitada, ya que el 50 por ciento de los participantes asignados a la cirugía fue intervenido en los tres meses siguientes al comienzo del tratamiento, mientras que el 30 por ciento de los asignados a la terapia no quirúrgica recibió cirugía en el mismo periodo. Los análisis en cuyos grupos se evaluó los resultados sobre la base de la terapia asignada inicialmente demostraron mejorías sustanciales en todas las medidas en ambos grupos de tratamiento.

Según los investigadores, los pacientes tanto del grupo en el fueron operados como de aquel en el que no se realizaron intervenciones quirúrgicas, mejoraron en gran medida. Los autores señalan que las mejorías fueron mayores en el grupo de pacientes que pasaron por la operación pero que a nivel estadístico los resultados eran sólo ligeramente más favorables para los pacientes que pasaron por intervenciones quirúrgicas. Según los investigadores, los resultados del grupo de estudio observacional fueron similares.