7 de julio de 2020
19 de julio de 2006

Los nuevos antirretrovirales han disminuido la incidencia de enfermedades oportunistas en niños con VIH

MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

Desde la introducción de las terapias antirretrovirales altamente activas (HAART, según sus siglas en inglés), se ha producido una reducción sustancial de las infecciones oportunistas y otras infecciones en los niños con VIH, como la neumonía y la tuberculosis, según un estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard y la Universidad de Boston (Estados Unidos) que se publica en la revista 'Journal of the American Medical Association' (JAMA).

La epidemia del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) ha estimulado el desarrollo de nuevas terapias de antirretrovirales, de inmunidad y vacunas dirigidas a bloquear la transmisión, evitar la progresión de la enfermedad y prolongar la supervivencia de los pacientes VIH positivos. La HAART ha disminuido las tasas de infecciones causadas por las denominadas enfermedades oportunistas causadas por organismos capaces de enfermar a personas con una baja resistencia debido a otras enfermedades o medicamentos.

Los científicos querían realizar un estudio que estimara las tasas de la primera vez que se presentaran 29 infecciones oportunistas y de otro tipo asociadas con infecciones entre los años 2001 y 2004 en bebés, niños y adolescentes con VIH para comparar las tasas una vez implantadas las nuevas HAART con la época anterior a su uso.

En el estudio participaron 2.767 niños reclutados entre los años 2000 y 2004 cuyos registros existían hasta 2005 cuando se analizaron los datos recopilados. La población de comparación eran 3.331 niños que participaron en ensayos clínicos sobre protocolos pediátricos en Sida entre 1988 y 1998.

Según los investigadores, las cuatro infecciones más comunes entre los menores fueron la neumonía, el herpes zoster, las infecciones por dermatofitos y la candidiasis oral. Las tasas de infección fueron significativamente menores que las registradas en el grupo de participantes de la época anterior a la implantación de los nuevos antirretrovirales.

Los autores del estudio señalan que a pesar de los actuales avances derivados de las HAART, algunos niños infectados con VIH continúan desarrollando infecciones oportunistas. Algunos niños no responden a la terapia antirretroviral como resultado de resistencia viral, un seguimiento pobre del tratamiento o incapacidad para tolerar tratamientos complejos de este tipo.

Según los investigadores, las terapias profilácticas preventivas no son eficaces por completo y un mal seguimiento del tratamiento puede reducir su eficacia. Las interacciones entre fármacos, los calendarios complejos de dosificación, los efectos secundarios y los altos costes pueden limitar la eficacia de estas terapias, señalan.

Los autores indican que a pesar de estos obstáculos, la incidencia de varias infecciones oportunistas se ha reducido en los niños infectados con VIH desde la introducción de las terapias antirretrovirales altamente activas.