6 de julio de 2020
6 de octubre de 2006

Oncólogos aconsejan las mamografías a partir de los 40 años

Oncólogos aconsejan las mamografías a partir de los 40 años

MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

Expertos oncólogos se mostraron hoy partidarios de adelantar la edad de los programas de detección precoz del cáncer de mama mediante mamografía a los 40 años, durante la presentación del libro 'Cáncer de mama; Avances en diagnóstico, tratamiento e investigación', editado por la Fundación de Estudios Mastológicos (FEMA).

El doctor Armando Tejerina, director del Centro de la Mama de Madrid y presidente de la Fundación Tejerina, señaló que en el caso de pacientes asintomáticas sin ningún elemento de riesgo, las mamografías se deberían realizar sistemáticamente a partir de los 40 años. En el caso de pacientes asintomáticas pero con elementos de riesgo personales o familiares, o que quieran quedarse embarazadas, convendría hacer alguna mamografía a partir de los 35 años.

Por su parte, el doctor Juan Manuel San Román, jefe del Servicio de Cirugía de Mama y Cuello de la Fundación Jiménez Díaz, se mostró partidario de que los estudios preventivos comiencen alrededor de los 40 años y se prolonguen "hasta los 95", ya que el riesgo no disminuye con la edad.

En cualquier caso, estos expertos reconocieron que hay un 15 por ciento de lesiones que se escapan a las mamografías porque su representación es idéntica o similar a las estructuras que están al lado. Por ello, se recomienda acompañar las mamografías de exploraciones y de ecografías. Según José Díaz-Faes, presidente de la Fundación de Estudios Mastológicos (FEMA), el 85 por ciento de las lesiones se detectan con mamografía, alrededor del 92 por ciento si se añade la palpación. Con la ecografía, el diagnóstico alcanza el 96 por ciento y, con la punción, se puede llegar a un 97-98 por ciento. Por ello, hay un pequeño porcentaje de casos en los que el cáncer de mama puede escapar a los equipos de más alta generación y a los profesionales más expertos.

MASTECTOMÍA, EN 3 DE CADA 10 CASOS.

El libro presentado hoy reúne los últimos avances médicos, de la mano de 23 especialistas en este campo para combatir el cáncer de mama, el tumor ginecológico más frecuente en la mujer. En España, se estima que una de cada diez mujeres puede presentarlo a lo largo de su vida. Sin embargo, los expertos destacan los avances en diagnóstico precoz, en planes y campañas de seguimiento, así como las armas terapéuticas cada vez más efectivas y menos tóxicas, y el mejor conocimiento genético del desarrollo de la enfermedad y la tendencia a una cirugía conservadora.

Entre otros asuntos, el libro aborda los avances en el diagnóstico que aporta la mamografía digital y la resonancia magnética aplicada a la mama, la cirugía robótica mínimamente invasiva o la superación de las mastectomías y linfadenectomías. En concreto, Díaz Faes señaló que "antes se pensaba que cuanto más se quitaba más se curaba; debíamos justificar no quitar la mama y ahora es al revés, debe justificarse el quitarla". Según el doctor San Román, el tratamiento conservador, que comenzó en los años 80, "es ya el estándar en un 60-70 por ciento de los casos". Las mastectomías se reservan para los grandes tumores que no responden a la quimioterapia neoadyuvante o que no quieren someterse a ella.

Por otro lado, destacó nuevas tecnologías como el ganglio centinela, que permite evitar el vaciamiento axilar, al descubrir el primer ganglio de la cadena que se afecta. Al estudiar ese ganglio, que en teoría es el primero, si es positivo, no hay más remedio que hacer el vaciamiento axilar, pero si es negativo, no es necesario, dijo San Román.