6 de julio de 2020
22 de junio de 2006

Los pacientes con hipertensión arterial pulmonar que no se tratan fallecen antes de 3 años

Los pacientes con hipertensión arterial pulmonar que no se tratan fallecen antes de 3 años

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los pacientes con hipertensión arterial pulmonar, una grave enfermedad que afecta a la vascularización pulmonar, que no se tratan fallecen antes de 3 años. Por ello, los expertos insisten en la necesidad de crear unidades específicas en esta patología, ya que supondría "un gran avance" para estos pacientes, en los que se ha logrado alargar seis años su supervivencia.

Durante la presentación del manual "Evidencia Científica en Hipertensión Arterial Pulmonar", el doctor Miguel Ángel Gómez, responsable de la Unidad de Insuficiencia Cardiaca e Hipertensión Pulmonar del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, señaló que "se trata de una enfermedad poco frecuente, que afecta a 16 personas por millón de habitantes, y que en el 60 por ciento de los casos se debe a un componente genético".

Según este experto, la población que tiene riesgo de sufrir hipertensión arterial pulmonar son los que padecen una enfermedad del tejido conectivo, cardiopatía congénita, embolismo pulmonar crónico, infección por VIH, predisposición genética, e ingesta de anorexigenos (para adelgazar) o aceite de colza.

La progresión irreversible de la enfermedad conlleva sobrecarga, hipertrofia y la posterior dilatación del ventrículo derecho, hasta la aparición de insuficiencia cardiaca derecha, que es el evento final y la causa de fallecimiento de la mayoría de los pacientes, dijo el doctor Gómez.

Asimismo, precisó que es muy difícil manejar esta enfermedad, ya que requiere de cateterismos complejos, de dispositivos de administración de los fármacos complicados o de diagnósticos de alto riesgo. En concreto, en España se estima que hay unos mil pacientes tratados por esta patología y cuyo coste de la terapia al mes se sitúa entre los 500 y 18.000 euros, por "lo que se deben aprovechar de forma adecuada los recursos que tiene España para tratar esta afección".

Respecto a las terapias, los diversos fármacos pretenden actuar sobre la disfunción endotelial y el trío hipercoagulabilidad, vasoconstricción y proliferación celular, que inducen un incremento de las resistencias vasculares pulmonares, precisó.

Por su parte, el vicesecretario de la Organización Médica Colegial (OMC) y coordinador del manual --patrocinado por GlaxoSmithKline (GSK)-- manifestó que "aunque se ha producido una importante mejora en el diagnóstico y tratamiento de esta patología en España, la enfermedad requiere un grado de sensibilización mayor del que ya poseen determinados especialistas, como internistas, cardiólogos, neumólogos y reumatólogos". Además, resaltó la "necesidad de rentabilizar los recursos humanos y materiales que se demandan".