5 de julio de 2020
3 de julio de 2006

Los pacientes que toman el antipsicótico clozapina tienen mayores tasas de síndrome metabólico, según estudio

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los pacientes que toman clozapina, el fármaco antipsicótico más eficaz, tienen mayores tasas de síndrome metabólico, según un estudio del Centro Médico de la Universidad de Rochester (Estados Unidos) que se publica en 'The American Journal of Psychiatry'.

El síndrome metabólico es un conjunto de trastornos que aumentan el riesgo de enfermedad cardiaca, ictus y diabetes. Estas afecciones incluyen la hipertensión, exceso de grasa alrededor de la cintura, niveles anormales de colesterol y triglicéridos y resistencia a la insulina. Cualquiera de estos factores eleva el riesgo de padecer una enfermedad grave y si se combinan este riesgo aumenta.

Más de la mitad de los pacientes que toman clozapina estudiados tenían síndrome metabólico mientras que este porcentaje bajaba al 20 por ciento en el grupo que no tomaba el fármaco.

Los investigadores esperan que el riesgo de mortalidad por enfermedad cardiovascular aumente entre dos y tres veces en los pacientes con síndrome metabólico del estudio.

Los autores del trabajo concluyen que se deben sopesar tanto el aumento de los riesgos para la salud en el consumo de la clozapina como sus posibles beneficios. Señalan que los especialistas deben hacer un seguimiento más estrecho de las personas que toman el medicamento mediante pruebas regulares de glucosa, niveles de lípidos, hipertensión y peso corporal.

Los investigadores estudiaron 93 pacientes que habían recibido clozapina durante al menos seis meses. Los participantes fueron pesados, medidos y evaluados en relación a la diabetes, lípidos en sangre y presión arterial. Los investigadores compararon entonces a los pacientes con un grupo de unos 2.700 individuos procedentes de una base de datos nacional de información sobre la salud. El grupo de comparación se emparejó según edad, masa corporal, raza o etnia.

Los autores del estudio descubrieron que el 53,8 por ciento de los pacientes de clozapina tenían síndrome metabólico, pero sólo el 20,7 por ciento de los integrantes del grupo control lo padecía.

Estudios anteriores han asociado la clozapina con el aumento de peso, pero este es el primero que muestra un vínculo entre el fármaco y el síndrome metabólico.

Los expertos explican que las personas con esquizofrenia realizan menos ejercicio y siguen dietas pobres, factores que contribuyen al síndrome metabólico, por ello indican que aunque no se puede establecer en qué medida la clozapina contribuye al síndrome, sí se ha demostrado su alta prevalencia entre quienes toman este fármaco.