4 de julio de 2020
7 de enero de 2006

La parálisis cerebral en bebés está asociada con ciertas infecciones virales antes y después del parto

La parálisis cerebral en bebés está asociada con ciertas infecciones virales antes y después del parto

MADRID, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

La exposición a ciertas infecciones virales poco antes y después del nacimiento está asociada con la parálisis cerebral desarrollada por algunos bebés, según un estudio de la Universidad de Adelaide en Australia que se publica en la edición digital de 'British Medical Journal'.

Según los investigadores, estos descubrimientos apoyan la teoría de que las infecciones durante este periodo pueden desencadenar daños cerebrales y el desarrollo de la parálisis cerebral.

El estudio se desarrolló en el Hospital Infantil y Maternal Adelaide en Australia y en él participaron 443 niños con parálisis cerebral y 883 bebés control. Todos los bebés habían nacido de madres de raza blanca entre los años 1986 y 1999.

Los científicos utilizaron muestras de sangre tomadas pocos días después del nacimiento para analizar la presencia de virus neurotrópicos, un grupo de virus que incluyen el virus del herpes, que pueden cruzar la placenta e infectar el feto.

Los autores explican que la exposición a la infección viral fue común en todos los bebés recién nacidos, especialmente en los bebés prematuros, lo que implica que la infección antes del nacimiento podría también estar vinculada al parto prematuro.

Según los científicos, los virus del herpes del grupo B se encontraron más a menudo en bebés que fueron más tarde diagnosticados con parálisis cerebral en comparación con los resultados en los bebés del grupo control. De hecho, el riesgo de parálisis cerebral fue cerca del doble cuando existía exposición a los virus del herpes del grupo B.

Según los investigadores, a pesar de algunas limitaciones, este estudio muestra que la exposición en los momentos anteriores o posteriores al parto a virus neurotrópicos está asociada con parto prematuro y parálisis cerebral. Los científicos planean futuros estudios para investigar las posibles causas de este vínculo.