7 de julio de 2020
25 de febrero de 2006

Petresa reducirá en 130.000 toneladas de CO2 sus emisiones a la atmósfera al sustituir petróleo por gas natural

SEVILLA, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, a través de la Agencia Andaluza de la Energía, ha aprobado incentivar con 360.000 euros, el proyecto presentado por Petroquímica Española (Petresa) para adaptar los quemadores de sus hornos de fuel oil y fuel gas por quemadores de gas natural, de modo que con ese cambio se reducirá la dependencia del petróleo y se dejarán de emitir a la atmósfera 130.967 toneladas de CO2 al año.

El Consejo Rector de la Agencia Andaluza de la Energía ha acordado apoyar esta iniciativa de Petresa, la factoría del Grupo Cepsa ubicada en el municipio gaditano de San Roque, porque el consumo de gas natural permitirá una mejora medioambiental al reducir al máximo las emisiones de gases contaminantes sobre todo azufre y metales pesados, según indicaron a Europa Press fuentes del departamento de Francisco Vallejo.

Igualmente, la sustitución de un combustible convencional como el fuel oil o el fuel gas por gas natural se considera una medida de ahorro y diversificación energética ya que implica una mejor eficacia de la energía y reduce la elevada dependencia del petróleo.

El proyecto, que tiene una inversión de 1,2 millones de euros, recibirá un incentivo de 360.000 euros para la adaptación de los quemadores de diez hornos para que funcionen con gas natural. Así, se aumenta el rendimiento térmico de cada horno, mejorando la combustión y ahorrando un 5,4 por ciento del consumo actual de energía primaria, reduciendo las emisiones contaminantes a la atmósfera hasta en 130.967 toneladas de CO2 al año.

Así, teniendo en cuenta que el gas natural es un combustible que presenta un mayor rendimiento en los procesos de generación de fluidos térmicos con respecto a los derivados del petróleo, toda sustitución de estos por gas natural supone un ahorro de energía primaria en torno al 3,5 por ciento sobre la cantidad de energía sustituida.

REDUCIR DEPENDENCIA

En este sentido, la Junta de Andalucía es consciente del importante papel que juega el gas natural como opción para reducir la actual dependencia de los derivados del petróleo. Además, su alta eficiencia y las menores emisiones generadas en su combustión, unido al crecimiento industrial del que suele ir acompañado el desarrollo de la red de gas natural y a la posibilidad de llevar a cabo plantas híbridas junto a energías renovables, acrecientan el interés por su utilización.

La entrada en funcionamiento en 2004 de tres nuevas centrales de ciclo combinado en la comunidad andaluza elevó el consumo de este combustible a 3.828 ktep (kilotoneladas de petróleo), un 23,7 por ciento más que el año anterior. Con esto, el gas natural ha pasado a ser la fuente de consumo de energía primara más demandada en Andalucía tras el petróleo. Actualmente cubre el 20,4 por ciento del total del consumo andaluz.