7 de abril de 2020
7 de enero de 2009

Un pez abisal, primer vertebrado cuyos ojos se basan en espejos en lugar de lentes

LONDRES, 7 Ene. (OTR/PRESS) -

Una llamativa criatura de las profundidades abisales del Océano Pacífico, el pez espectro, se ha convertido en toda una celebridad biológica porque sus ojos utilizan espejos en lugar de lentes, algo sin parangón conocido entre los vertebrados. Esta criatura fue catalogada a finales del siglo XIX, pero ningún espécimen vivo ha sido capturado hasta el año pasado, concretamente en aguas próximas a las Islas Tonga, por parte de investigadores de la Universidad de Tubinga, en Alemania, y de Bristol (Reino Unido), que acaban de comunicar su hallazgo.

Aunque aparentemente el 'pez espectro' parece que tiene cuatro ojos, de hecho sólo tiene dos, cada uno de los cuales se desdobla en dos partes interconectadas. Una de las partes se dirige hacia arriba y da al pez una visión del océano --y de potencial alimento--. La otra mitad, que parece un bulto en los lados de la cabeza del pez, apunta hacia el fondo marino. Estos ojos 'diverticulares' son únicos entre los vertebrados ya que uitilizan espejos para formar la imagen que llega al cerebro, en lugar de las lentes que, por ejemplo, dan consistencia al globo ocular de los mamíferos, incluidos los humanos.

LA DIFERENCIA ENTRE COMER O SER COMIDO

Esta mutación de contar con un espejo tiene varias ventajas sobre las lentes, en especial por su potencial para producir imágenes con mayor brillo y contraste. Para este pez debe suponer una gran ventaja en el mar abisal, donde la habilidad para fijar las más tenue luz puede significar la diferencia entre comer o ser comido.

El estudio, recogido por otr/press, fue publicado este miércoles por la revista Current Biology, y entre sus autores figuran el investigador de la Universidad de Tubinga Hans Joachim-Wagner y su celega de la Universidad de Bristol, Julian Partridge.

"En casi 500 millones de años de evolución de los vertebrados, y miles de especies vivientes y extinguidas, este pez es el único ser conocido que ha resuelto un problema óptico fundamental al que cualquier sistema visual debe hacer frente --cómo tomar una imagen-- usando un espejo", declaró Partridge.