6 de agosto de 2020
30 de mayo de 2008

'Phoenix' estira el brazo-robot tras permanecer más de un año plegado

'Phoenix' estira el brazo-robot tras permanecer más de un año plegado
REUTERS
Foto de la Noticia
Foto: Reuters + Ampliar




   PASADENA, (OTR/PRESS)

   Phoenix comienza a desperezarse. La nave que aterrizó a principios de semana en el polo norte de Marte ha logrado estirar finalmente su brazo robótico, 2,35 metros de titanio y aluminio con los que cavar y extraer el hielo del subsuelo, muestras que podrían contener restos de vida microscópica. La extensión metálica llevaba un año plegada y, tras ligeros retrasos, su apertura sin problemas permite a la NASA hablar de "éxito".

   Mientras la sonda sigue mandando nuevas y reveladoras imágenes del panorama del círculo polar marciano, con sus planicies y sus valles, poco a poco comienza a avanzar en el propósito que le llevó a viajar por el universo y sentar un serio precedente para la llegada del ser humano al planeta rojo. "Ahora, estamos planificando donde comenzar a cavar primero", aseguró el investigador de la Universidad de Arizona Peter Smith, en referencia a las fotografías remitidas y que contemplan los alrededores de la sonda con una visión de 360 grados.

   Pese a los retrasos en la comunicación de Phoenix con el control en la Tierra, a causa de problemas en el satélite orbital que permite el contacto en caso de intercambios no directos, finalmente la nave ha logrado desplegar "con éxito" su brazo robótico, según el miembro del 'Jet Propulsion Laboratory' (JPL) de la NASA Matthew Robinson. "De hecho, es la primera vez que movemos el brazo desde hace un año", aseguró, por lo que el hecho se puede calificar de hito en la misión.

   En este sentido, el director del proyecto, Barri Goldstein, resaltó la importancia de que, tras haber logrado los éxitos mecánicos planificados, comience la la labor científica. A su juicio, la extensión de los 2,35 metros de brazo "es un paso muy importante", en declaraciones recogidas por otr/press. Ahora, el primer paso consiste en utilizar el apéndice para explorar el terreno del que posteriormente se extraerán las muestras.

   ESTACIÓN METEOROLÓGICA

   Otro de los hitos de la misión llegará con la puesta en funcionamiento de la estación meteorológica de Phoenix, especialmente la activación de un instrumento láser para detectar la luz y colocar la maquinaria. Este objeto, provisto por la Agencia Espacial de Canadá, permitirá detectar polvo, nubes y niebla. Uno de los "principales retos" ha sido, a juicio del científico canadiense Jim Whiteway, colocar el láser desde la Tierra en la posición justa. "Es como apuntar un puntero láser en una pelota de béisbol desde la primera base hasta el centro del campo", afirmó.

   Pase lo que pase, Phoenix ya habrá alcanzado mayores logros que los obtenidos por la fallida 'Mars Climate Orbiter', que en 1999 se estrelló en el planeta rojo por un error de navegación causado por algo tan aparentemente simple como una fallida transcripción en las unidades de medida anglosajonas y el sistema métrico.