7 de julio de 2020
2 de mayo de 2006

La presidenta del CSN defiende que un Almacenamiento Centralizado para residuos radiactivos es mejor que 7 individuales

MADRID, 2 May. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), María Teresa Estevan Bolea, consideró hoy que un Almacenamiento Temporal Centralizado (ATC) para albergar los residuos radiactivos de las centrales nucleares españolas es "mejor" que un Almacenamiento Temporal Individualizado (ATI) en cada central nuclear por "numerosas razones de seguridad, vigilancia, coste, racionalidad". "Es más racional un almacenamiento centralizado que siete individualizados", indicó Estevan Bolea en declaraciones a Europa Press.

Un ATC y un ATI "no representa ningún riesgo", y cualquier población puede asumir tener una instalación de este tipo, afirmó. No obstante, Estevan Bolea comentó que las centrales nucleares de José Cabrera (Almonacid de Zorita, Guadalajara), que se paró ayer, y la de Trillo, también en Guadalajara, cuenta con Almacenamientos Temporales Individualizados, donde se guardan el combustible gastado de la propia planta, después de permanecer en las piscinas.

La Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa) defiende también que el ATC "dota al sistema de gestión español de capacidad de maniobra ante posibles incertidumbres, como la necesidad de desmantelamiento prematuro de alguna central (nuclear)", permite "ahondar en la opción de almacenamiento temporal prolongado" sin servidumbres, reduce el número de instalaciones de almacenamiento y permite cumplir las cláusulas de repatriación de residuos y materiales del reprocesado de combustible gastado en el extranjero.

Además, con un único ATC se reduce el coste del sistema global de gestión temporal frente a la opción de almacenamiento en cada central, permite liberar para otros usos los emplazamientos de las instalaciones nucleares clausuradas, y disminuye los residuos generados por instalaciones nucleares al final de su vida, por lo que reduce el impacto ambiental global.

En cuanto a la Mesa de diálogo sobre el futuro de la energía nuclear, la presidenta del Consejo indicó que "hablar siempre es útil, reunirse es útil, y que cada uno presente su punto de vista es útil", aunque indicó que "ha habido ataques de asociaciones ciudadanas que no tenían ningún sentido".

MANDATO

La responsable del CSN dejará el cargo este próximo otoño y considera que su mandato "ha ido bien, y ha sido un trabajo bonito, aunque con las dificultades típicas de la oposición, tanto de gobiernos como asociaciones ciudadanas en contra de la energía nuclear".

Haciendo balance de su mandato, Estevan Bolea comentó que "todo ha funcionado relativamente correcto, incluso el incidente de Vandellós II". Este incidente fue tratado, a juicio de la presidenta del CSN, de forma "disparatada" en el Congreso de los Diputados, y el problema de este incidente fue que la tubería de un circuito de refrigeración de la central presentó corrosión y tenía que haber sido evaluada en 1999, pero no se realizó esa inspección y por lo tanto no se detectó el problema. "La lección aprendida es que todo lo que está programado y previsto hay que realizarlo, y no improvisar y decir que este ensayo no tiene importancia, porque la tuvo y mucha el no hacerlo", recordó.

INSTALACIONES RADIACTIVAS

Finalmente, la presidenta del CSN destacó que España cuenta con 25.000 instalaciones radiactivas, sobre todo relacionadas con pruebas médicas. "A mi me ocupa y me preocupa muchísimo más el funcionamiento seguro y correcto de las instalaciones radiactivas en usos médicos, en investigación, en usos industriales, porque son muchos miles de fuentes que hacen radiodiagnóstico, que cada vez hay equipos más sofisticados en los hospitales y hay que prestarles mucha atención", indicó Estevan Bolea.

La radiación que emite una radiografía de tórax equivale a lo que sale de una central nuclear, y la que emite un TAC son 100 veces más que lo que emite una planta nuclear, apuntó al presidenta del CSN.