6 de julio de 2020
20 de octubre de 2006

Las probabilidades de sobrevivir a un cáncer dependen del lugar en el que viven los pacientes

Las probabilidades de sobrevivir a un cáncer dependen del lugar en el que viven los pacientes

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las probabilidades de sobrevivir a un cáncer dependen del lugar de la Unión Europea en el que viven los pacientes, según un estudio sobre los cuidados oncológicos a nivel europeo hecho público hoy en Bruselas, en el marco del lanzamiento de Cancer United, nueva campaña que solicita la creación en todos los Estados miembros de planes integrales contra el cáncer de ámbito nacional.

En este trabajo, que muestra "grandes variaciones en el alcance y la amplitud de los servicios" que se proporcionan a los pacientes europeos con esta enfermedad, el profesor de Gestión Sanitaria Internacional en el Imperial College de Londres, Rifat Atun, observó, concretamente, que los pacientes pertenecientes a grupos socioeconómicos menos favorecidos y de zonas rurales tienen un acceso más limitado a unos cuidados de calidad que los que pertenecen a grupos socioeconómicos más favorecidos y que el acceso a unos cuidados integrales de calidad varía según el tipo de cáncer.

La campaña Cancer United reúne por vez primera bajo un estandarte a todos los grupos implicados en los cuidados oncológicos: pacientes, grupos de pacientes, médicos, personal de enfermería, investigadores, empresas, agentes políticos y grandes instituciones dedicadas al cáncer.

Pretende reunir un millón de firmas de ciudadanos para ejercer presión sobre la Unión Europea y que ésta introduzca una estrategia contra el cáncer. La campaña se inicia en Bruselas antes de visitar cada país de la UE, lo que incluye a Bulgaria y Rumanía, países en curso de adhesión. Volverá a Bruselas en 2008.

"MÁS EUROPEOS CON CÁNCER"

"Cada vez más europeos desarrollan cáncer. Las previsiones muestran que hacia el año 2020 el número de casos de cáncer aumentará un 25% hasta llegar a 3,4 millones", observó el profesor Atun.

El profesor Atun consideró que si no se mejoran los servicios oncológicos en Europa "morirán más personas debido a que no han tenido el mejor tratamiento". A su entender, "Europa necesita adoptar un enfoque más estratégico en el tratamiento del cáncer", para lo que "ya hace tiempo que los Estados miembros y la Unión Europea deberían haber emprendido un esfuerzo concertado".

Por su parte, el presidente de la campaña Cancer United, John Smyth, profesor de Oncología Médica de la Universidad de Edimburgo y presidente de la Federación Europea de Sociedades contra el Cáncer, dijo: "Cada paciente con cáncer merece lo mejor. Sabemos que los planes integrales contra el cáncer de ámbito nacional funcionan. Lo sabemos por los países en los que se han dado a los cuidados oncológicos los recursos y la prioridad que merecen. Se deberían difundir las mejores prácticas en toda Europa. Las probabilidades de supervivencia de un paciente no debería determinarlas la geografía. Eso tenemos que cambiarlo".

También intervino en la presentación la copresidenta de Cáncer United y presidenta de la Asociación Sueca contra el Cáncer de Mama, Ingrid Kössler, que, en primera persona, relató: "Cuando me diagnosticaron cáncer de mama, tomé decisiones equivocadas porque no tenía suficiente información. Para mí, lo más importante es que los pacientes tengan acceso a una información de calidad y la oportunidad de comentar las opciones de tratamiento con médicos".