8 de julio de 2020
21 de junio de 2006

El raloxifeno y el tamoxifeno reducen por igual el riesgo de cáncer de mama pero difieren en sus efectos secundarios

El raloxifeno y el tamoxifeno reducen por igual el riesgo de cáncer de mama pero difieren en sus efectos secundarios

MADRID, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

El raloxifeno y el tamoxifeno son eficaces en la reducción del riesgo del cáncer de mama invasivo, pero cada uno de ellos tiene efectos secundarios diferentes y repercuten por ello de distinta forma en la calidad de vida de las pacientes, según un estudio de la Universidad de Pittsburgh (Estados Unidos) y del NSABP (siglas inglesas de 'National Surgical Adjuvant Breast and Bowel Project') que se publica en la revista 'Journal of the American Medical Association' (JAMA).

Los expertos explican que el tamoxifeno es un modulador selectivo del receptor de estrógeno (MSRE) utilizado para tratar el cáncer de mama inicial y avanzado durante más de tres décadas. El raloxifeno es un fármaco MSRE de segunda generación utilizado como medicación para la prevención y tratamiento de la osteoporosis.

Los investigadores dirigieron un ensayo clínico denominado STAR, por sus siglas en inglés 'Study of Tamoxifen and Raloxifene, en cerca de 200 centros clínicos de Norteamérica. Los pacientes fueron 19.747 mujeres postmenopáusicas con una media de 58,5 años y un mayor riesgo de cáncer de mama en el periodo comprendido en los siguientes cinco años. Las pacientes del estudio recibieron de forma aleatoria 20 mg al día de tamoxifeno oral o 60 mg al día de raloxifeno durante cinco años.

Según los autores, se produjeron 163 casos de cáncer de mama invasivo en las mujeres a las que se administró tamoxifeno y 168 en aquellas que tomaron raloxifeno. Se dieron menos casos de cáncer de mama no invasivo en el grupo del tamoxifeno (57 casos) que en el del raloxifeno (80 casos), aunque se dieron 36 casos de cáncer de cuello de útero con el tamoxifeno y 23 con el raloxifeno, sin embargo, ninguna de estas diferencias fueron significativas a nivel estadístico.

Los investigadores no descubrieron diferencias en el caso de otros tipos de cáncer, episodios de enfermedad cardiaca o ictus. Se produjeron menos casos de tromboembolia en el grupo del raloxifeno, así como menos episodios de cataratas o intervenciones por este motivo. El número de fracturas por osteoporosis fue similar en ambos grupos, así como el número total de muertes.

Los autores sugieren que los especialistas no prescriben tamoxifeno debido a que es considerado un fármaco tóxico, mientras que el raloxifeno es ampliamente recetado para la prevención y tratamiento de la osteoporosis en las mujeres postmenopáusicas.

Según los investigadores, el ensayo confirma que el raloxifeno reduce el riesgo de cáncer de mama invasivo e indica que es un fármaco tan activo como el tamoxifeno en este sentido. "Si el raloxifeno es aprobado por la agencia estadounidense como fármaco para la prevención del cáncer de mama, los especialistas serán más propensos a recetar el raloxifeno, dada su experiencia con él, que el tamoxifeno", concluyen los autores.