7 de julio de 2020
8 de febrero de 2006

Los recién nacidos con pesos extremadamente bajos se desarrollan en su vida adulta con normalidad

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los recién nacidos con pesos extremadamente bajos, entre los 500 gramos y 1 kilogramo, que sobrevivieron a esta situación de riesgo se desarrollan en su vida adulta con normalidad, según sugieren los resultados de un estudio de la Universidad MacMaster de Ontario (Canadá) que se publican en 'Journal of the American Medical Association' (JAMA). La mayor parte de estos bebés parecen alcanzar los mismos niveles de educación, empleo e independencia cuando son adultos jóvenes que aquellos que nacieron con un peso considerado normal.

Los expertos explican que a pesar de las importantes mejoras en la supervivencia de los niños con un peso extremadamente bajo, de menos de 1 kilogramo de peso, o un peso bajo al nacer, de menos de 1,5 kilogramos, los niños y adolescentes siguen estando en desventaja en muchas medidas de cognición, logro académico, conducta y adaptación social. Los supervivientes de la era inicial de los cuidados intensivos neonatales alcanzan ahora la edad adulta.

En el estudio participaron 166 individuos que habían pesado entre 0,5 kilogramos y 1 kilogramo al nacer, entre los años 1977 y 1982, y 145 participantes de entre 22 y 25 años que nacieron con un peso normal y eran comparables a nivel sociodemográfico. A todos los participantes en el estudio se les proporcionaron cuestionarios entre enero del 2002 y abril del 2004.

Según los científicos, la proporción de participantes que consiguieron superar la escuela superior fue similar. De forma global, no se descubrieron diferencias significativas en la educación conseguida y una proporción sustancial de ambos grupos aún continuaban sus estudios universitarios. Tampoco se detectaron diferencias en sus niveles de empleo, escolarización o emancipación.

Las edades en las que se desarrollaron estos procesos vitales fueron similares en ambos grupos.