15 de julio de 2020
1 de marzo de 2006

Retrasar la cirugía del tumor de próstata de baja malignidad no eleva el riesgo de progresión grave de la enfermedad

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

Retrasar la cirugía, incluso durante años, en pacientes con cáncer de próstata de pequeño tamaño y bajo grado de malignidad no parece aumentar el riesgo de que la enfermedad progrese a formas no curables, según un estudio de las Instituciones Médicas Johns Hopkins que se publica en 'Journal of the National Cancer Institute'.

El estudio descubrió que el riesgo de los tumores de próstata no curables, definido como menos de un 75 por ciento de probabilidades de permanecer libre de la enfermedad 10 años después de la cirugía, fue el mismo para hombres que recibían un tratamiento quirúrgico inmediato en comparación con aquellos que esperaron de media dos años antes de pasar por la cirugía.

En el estudio tomaron parte 320 hombres que habían sido diagnosticados con tumores de bajo grado de pequeño tamaño y que desde el año 1995 participaban en un programa de vigilancia activa del cáncer de próstata. Este tipo de tumores fue definido por el hecho de que la densidad del PSA, un marcador tumoral del cáncer de próstata, estuviera por debajo de 0,5, no existieran más de dos biopsias que implicaran cáncer, que ninguna de ellas mostrara más del 50 por ciento de tejido canceroso y que el cáncer no fuera de alto grado.

De los pacientes, 38 retrasaron la cirugía durante una media de 26,5 meses. Los resultados en estos hombres fueron comparados con los de un grupo similar de 150 hombres que habían pasado por cirugía después de una media de tres meses. Los resultados mostraron que el riesgo de cáncer de próstata no curable fue el mismo en ambos grupos.

Los factores asociados con el riesgo de cáncer de próstata no curable incluyó la edad en el momento del diagnóstico y los niveles y densidad de PSA.