6 de julio de 2020
30 de octubre de 2006

Sanidad insta a los médicos a que valoren los riesgos de tipo aterotrombótico antes de prescribir antiinflamatorios

Sanidad insta a los médicos a que valoren los riesgos de tipo aterotrombótico antes de prescribir antiinflamatorios

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) instó hoy a los profesionales sanitarios a que valoren los riesgos cardiovasculares de tipo aterotrombótico de los antiinflamatorios no esteroideos tradicionales (AINEs), ya que dichos fármacos, en diversa medida, podrían asociarse a un incremento moderado del riesgo de problemas aterotrombóticos (principalmente infarto de miocardio), en especial cuando se utilizan con dosis altas y de forma continuada.

No obstante, dicho organismo concluye que el balance global entre los beneficios terapéuticos de los AINEs y sus riesgos continúa siendo positivo, siempre y cuando se utilicen en las condiciones de uso autorizadas. Los nuevos datos sobre los riesgos de tipo aterotrombótico, no modifican esta conclusión general, según una comunicación a los profesionales sanitarios de la AEMPS, a la que tuvo acceso Europa Press.

En cualquier caso, Sanidad insiste en que los antiinflamatorios tradicionales se deben utilizar a las dosis eficaces más bajas posibles y durante el menor tiempo posible para controlar los síntomas de acuerdo con el objetivo terapéutico establecido.

Además, la AEMPS recalca que la prescripción de AINE debe seguir realizándose sobre la base de los perfiles globales de seguridad de cada uno de los medicamentos, de acuerdo con la información proporcionada en las fichas técnicas, y en función de los factores de riesgo cardiovascular y gastrointestinal de cada paciente. Asimismo, precisa que no se recomiendan cambios de estos medicamentos sin que el médico prescriptor considere detalladamente estos elementos, así como las preferencias del paciente.

Según varios meta-análisis sobre diferentes tipos de antiinflamatorios, que la AEMPS considera que deben conocer los profesionales sanitarios, los beneficios que aportan estos medicamentos superan a sus posibles riesgos cuando se utilizan en condiciones autorizadas.

ANÁLISIS POR ANTIINFLAMATORIOS

En concreto, respecto a los 'Coxibs', los datos actualizados continúan indicando un mayor riesgo aterotrombótico (principalmente de infarto de miocardio, e incluyendo ictus y problemas vasculares arteriales periféricos en algunos estudios) en comparación con pacientes no tratados. Este riesgo puede suponer, para la mayoría de los pacientes, unos 3 casos extra de episodios aterotrombóticos por cada 1.000 años-paciente en tratamiento.

En cuanto a la administración de dosis de 150 mg/día de diclofenaco, según Sanidad, se ha asociado con un aumento del riesgo de episodios aterotrombóticos equiparable al de algunos Coxibs y al de etoricoxib. Los datos definitivos de este estudio están aún pendientes de su publicación.

Respecto al ibuprofeno, la AEMPS recordó que la administración de dosis de 2.400 mg/día (dosis máxima autorizada actualmente) puede asociarse con un aumento del riesgo de episodios aterotrombóticos, aunque los estudios epidemiológicos no han demostrado un incremento de riesgo con dosis de 1.200 mg/día (las analgésicas generalmente prescritas).

Por otra parte, los datos actuales sugieren que la administración de naproxeno 1.000 mg/día implica menor riesgo de episodios aterotrombóticos en comparación con los Coxibs. Sin embargo, no puede deducirse un efecto protector, ya que determinados estudios epidemiológicos han asociado a dicho fármaco con un mayor riesgo gastrointestinal frente a diclofenaco e ibuprofeno.

Para el resto de AINEs comercializados en España los datos son muy limitados o inexistentes debido a su menor utilización a nivel mundial, por lo que no puede excluirse en ningún caso un incremento de riesgo aterotrombótico.

Para actualizar la información sobre estos medicamentos, la AEMPS, con el apoyo de un grupo de expertos designados 'ad hoc' por el Comité de Seguridad de Medicamentos de Uso Humano, está recopilando y analizando toda la información necesaria para adaptar las condiciones de uso, reflejadas en las fichas técnicas y prospectos de cada uno de los medicamentos que contienen antiinflamatorios tradicionales por vía sistémica autorizados en España, a los datos y conclusiones científicas actualmente disponibles.