6 de julio de 2020
1 de agosto de 2006

La sensación de ansiedad de los estudiantes ante los exámenes se incrementa en verano

La sensación de ansiedad de los estudiantes ante los exámenes se incrementa en verano

MADRID, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

La sensación de ansiedad que conllevan los exámenes en los estudiantes se incrementa en los meses de verano, siendo el calor, la alimentación, el ruido, la soledad y los problemas personales los principales factores que dificultan su concentración, según informaron hoy un grupo de expertos de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia.

Este incremento, según apuntó Mónica Fontana, psicóloga y profesora de Ciencias Psicosociales aplicadas, se debe a "factores de riesgo" que algunos estudiantes pueden padecer, como la sensación de no haber hecho "todo lo que deberían" o los resultados obtenidos en junio. Como apunta Fontana, muchas veces los alumnos "se predisponen a la incapacidad de aprobar, con la falsa idea de no ser capaz", algo que genera "ansiedad anticipatoria".

La psicóloga señaló como factores que provocan ansiedad ante los exámenes el estar en un lugar de veraneo "poco apropiado para el estudio", en el que las demás personas descansan y se divierten. La dificultad de concentración genera ansiedad e impide dormir bien. A ello hay que añadir la limitación del tiempo y la denominada "cuenta atrás" para la fecha de los exámenes, con el consiguiente aumento de la ansiedad.

Por otro lado, la personalidad del estudiante también hace que aumente o limite la aparición de ansiedad, de manera que las personas más débiles son "las que tienen más riegos de sufrir la ansiedad". En estos casos, la profesora Miranda recomendó buscar "un sitio afable para estudiar, fresco y no excesivamente veraniego", al tiempo que estudiar acompañado o salir cuando haya cansancio o nerviosismo.

Además, Lina Prats, directora del Servicio de Orientación Universitaria, insistió en como el calor influye a la hora de estudiar dada "la incomodidad que incide directamente en el nivel de concentración". Para contrarrestar sus efectos, recomendó tener la habitación ventilada, estudiar a primera hora de la mañana o por la noche.

Los acuerdos con la familia, amigos y la pareja también son "fundamentales" para respetar el tiempo de estudio y trabajo, de ahí la necesidad de acordar quedar a determinadas horas para que el estudiante pueda "estudiar en buenas condiciones", señaló Prats.