5 de julio de 2020
2 de enero de 2006

El síndrome del comedor nocturno es común entre los pacientes psiquiátricos, según estudio

MADRID, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

Científicos de las Universidades de Pensilvania y Minnesota (Estados Unidos) han descubierto que el síndrome del comedor nocturno es un trastorno común entre los pacientes psiquiátricos no hospitalizados y que está asociado con el uso de sustancias y la obesidad. Las conclusiones de estudio que se publican en 'The American Journal of Psychiatry'.

Los expertos explican que el síndrome del comedor nocturno es un trastorno caracterizado por dos características principales: un exceso de alimentación vespertina (hiperfagia) y despertares durante la noche en los que se ingiere comida. Su prevalencia se estima entre el 1,5 por ciento en la población general y el 8,9 por ciento en clínicas para la obesidad.

Según Jennifer D. Lundgren, autora principal del estudio, es el primer estudio que se refiere a la conexión entre los trastornos psiquiátricos y el síndrome del comedor nocturno. Según la investigadora, el síndrome está a menudo asociado con el estrés y la depresión, así que fue interesante establecer la prevalencia de la enfermedad en esta población.

En la investigación participaron 399 pacientes no hospitalizados procedentes de clínicas psiquiátricas. Los participantes fueron evaluados utilizando un cuestionario para evaluar el apetito y sus patrones de ansiedad con respecto a él, el porcentaje de calorías consumidas después de la última comida del día, el insomnio y los despertares, deseos nocturnos de comer e ingestiones, así como su estado de humor.

Aquellos pacientes que puntuaron por encima del punto de corte del cuestionario fueron entrevistados por teléfono y diagnosticados con el síndrome del comedor nocturno si uno o ambos de los siguientes criterios se cumplían: atracones vespertinos o despertares nocturnos con ingestión de comida durante tres o más veces por semana.

Los resultados mostraron que la prevalencia de la enfermedad en el grupo de 399 participantes fue del 12,3 por ciento que excede la prevalencia de la condición en las clínicas para la obesidad.

El estudio también reveló un efecto del síndrome sobre el índice de masa corporal (IMC), ya que los sujetos con el síndrome presentaban una media de 33,1 kg/m2 y en los que no lo padecían la media era del 27,7 kg/m2. Además, la obesidad estaba presente en el 57,1 por ciento de los participantes que padecían el síndrome del comedor nocturno y los pacientes obesos con trastornos psiquiátricos fueron cinco veces más propensos que los pacientes no obesos a mostrar la enfermedad.

Según los investigadores, el abuso de sustancias también estuvo más asociado entre los pacientes con el síndrome, en el 30,6 por ciento, que entre quienes no padecían el trastorno, el 8,3 por ciento. El alcohol fue la sustancia de abuso más presente.