12 de julio de 2020
28 de abril de 2006

Sólo el 2% de mujeres empresarias madrileñas padece estrés, según un estudio

Sólo el 2% de mujeres empresarias madrileñas padece estrés, según un estudio

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Únicamente el 2 por ciento de las mujeres empresarias madrileñas sufren estrés, a pesar de que este colectivo presenta una gran propensión a padecerlo debido a un alto nivel de autoexigencia y a la necesidad de ser reconocido en el ámbito personal y profesional, según los resultados de un estudio divulgados hoy en la jornada informativa "Mujer y Salud en el ámbito laboral" organizada por el Círculo Empresarial UMI (mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales).

No obstante, el estudio, realizado por la Asociación de Mujeres Empresarias de Madrid (ASEME) en colaboración con el Servicio Regional de Empleo de la Comunidad de Madrid, menciona un importante número de estresores como el exceso de trabajo, el nivel de responsabilidad y la estabilidad de la empresa. También se muestran especialmente sensibles ante el nivel de identificación o implicación del personal con la empresa.

Además, un 23,28% de las trabajadoras que sufren estrés indica una menor capacidad de concentración y mayor susceptibilidad a distraerse; mientras que un 29,87% dice sufrir ardores de estómago, dolores de cabeza o alteraciones del sueño y un 37,66% tensión muscular, según la presidenta de ASEME, Inmaculada Alvarez.

En concreto, todos los ponentes de la jornada, que se celebró con motivo del Día Internacional de la Seguridad y Salud en el Trabajo, coincidieron en señalar la importancia de considerar la Prevención de Riesgos Laborales desde una perspectiva específica de la mujer, para mejorar sus condiciones de salud en el contexto laboral.

Por su parte, el subdirector Técnico del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT), Mario Grau, subrayó la necesidad de realizar en las empresas una evaluación de riesgos orientada al futuro con el fin de alcanzar una política empresarial más eficiente. En este aspecto abogó por una mayor protección de la mujer en cuestiones como la maternidad y la lactancia, y propugnó una mayor adaptación del trabajo a la persona. "La Prevención de Riesgos Laborales debe contemplar las especificidades y aplicar las medidas", dijo.

Durante la jornada, Carmen Mancheño, médico responsable de Salud Laboral de CC.OO Madrid, propuso realizar estudios en profundidad para conocer la situación de la mujer en este ámbito, contemplar la especificidad de género en el conjunto de actividades preventivas, fomentar la contratación de mujeres en actividades profesionales en las que estén subrepresentadas, eliminar la discriminación salarial y revalorizar el trabajo femenino, promocionar una distribución más igualitaria de las responsabilidades familiares y sociales y establecer planes de igualdad en las empresas.