7 de julio de 2020
21 de noviembre de 2006

La supervivencia de arrecifes de coral depende de episodios climáticos de El Niño y aerosoles atmosféricos

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

La decoloración de los arrecifes de coral en el Caribe y por tanto su supervivencia está controlada por los episodios de El Niño en el Pacífico y la cantidad de aerosoles en la atmósfera, según un estudio de la Universidad de East Anglia en Norwich (Reino Unido) y la Universidad Simon Fraser en Brunaby (Canadá). Las conclusiones de la investigación se publican en la edición digital de la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences' (PNAS).

Los expertos explican que un aumento en las temperaturas marina medias puede provocar la pérdida de color y muerte de los corales al hacer desaparecer sus algas fotosintéticas. Los científicos estudiaron cómo la decoloración del coral varía dependiendo de la cantidad de aerosoles en el aire y la fuerza del efecto de El Niño, que eleva durante unos meses las temperaturas del Pacífico.

Los investigadores descubrieron que la pérdida de coloración del coral aumentó cuando El Niño era de gran intensidad, mientras que se evitó cuando los aerosoles se encontraban en grandes cantidades.

Según los científicos, cuando coincidieron dos grandes erupciones volcánicas con El Niño los aerosoles procedentes de tales explosiones suprimieron la decoloración que el fenómeno climático hubiera causado en los corales. Los aerosoles de ambas erupciones, de El Chichón en 1982 y del Monte Pinatubo en 1991, persistieron el tiempo suficiente para evitar la decoloración durante años después de que se produjeran.

Los investigadores señalan que los arrecifes son afortunados ya que sin las erupciones hubieran resultado más dañados. Según los científicos, la reducción de los niveles de aerosoles atmosféricos en el futuro podría dar lugar a decoloraciones de coral más frecuentes, lo que convertiría en más urgentes las medidas para proteger los arrecifes.