7 de julio de 2020
24 de enero de 2006

Las tasas elevadas de leucocitos en sangre aumentan el riesgo de muerte por cáncer, según estudio

MADRID, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

En un estudio de la Universidad Nacional de Singapur en el que participaron más de 3.000 personas de edad avanzada, aquellos con mayores tasas de leucocitos en la sangre fueron más propensos a morir de cáncer. Las conclusiones de la investigación se publican en 'Archives of Internal Medicine'.

Los expertos explican que la medida de leucocitos en la sangre es un marcador que refleja la inflamación en el organismo. Los fumadores o aquellos que tienen infecciones graves o crónicas suelen tener niveles elevados. Estudios anteriores han vinculado el recuento de leucocitos con otras enfermedades crónicas como la enfermedad cardiovascular, la hipertensión y la diabetes.

Los investigadores evaluaron 3.189 australianos con una edad media de 65,9 años y que habían nacido antes de 1943 que no padecían cáncer cuando fueron evaluados entre los años 1992 y 1994. En el 2001, al final del estudio, 212 participantes habían fallecido por este tipo de enfermedades.

Según los científicos, aquellos individuos situados en el grupo de participantes con los niveles más altos de recuento de leucocitos en la sangre tenían un mayor riesgo de muerte producida por el cáncer.

La asociación parecía especialmente fuerte entre aquellos participantes que fallecieron por cáncer de pulmón, independientemente de su condición de fumadores.

El estudio también sugiere que la aspirina podría tener un efecto protector contra el cáncer para aquellos con niveles elevados de leucocitos en sangre, ya que el riesgo de mortalidad por cáncer fue superior entre aquellos que no tomaban aspirina semanalmente en comparación con quienes sí lo hacían.

Según los autores, estos datos proporcionan pruebas de la existencia de un vínculo entre la inflamación y la mortalidad por cáncer y sugieren que los procesos inflamatorios locales asociados con la progresión tumoral podrían verse reflejados en los niveles elevados de leucocitos.