5 de julio de 2020
10 de marzo de 2006

La terapia fotodinámica podría ser eficaz para tratar enfermedades de la boca causadas por hongos y bacterias

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

La terapia fotodinámica podría ser un tratamiento eficaz para las infecciones por hongos y ciertas infecciones bacterianas de la boca, incluyendo algunas que son resistentes a los antibióticos, según un estudio de la Universidad de Buffalo. Los resultados de la investigación se han hecho públicos durante la reunión anual de la Asociación Americana de Investigación Dental que se celebra estos días en Florida (Estados Unidos).

Los investigadores descubrieron que la bacteria 'S. mutans', así como organismos fungoideos del género Candida, de cultivos procedentes de pacientes con VIH, eran altamente susceptibles a ser eliminados con mínimas dosis de terapia fotodinámica, tanto en platos de laboratorio como sobre películas de microorganismos, o biofilms, formadas sobre material dental.

Los expertos explican que la terapia fotodinámica se basa en la propensión de ciertos tipos de células u organismos a absorber fármacos sensibles a la luz. Esta retención selectiva permite a los investigadores dirigir rayos láser hacia el organismo, lo que activa el fármaco y elimina el organismo pero sin dañar el tejido circundante.

Según los científicos, la terapia fotodinámica ha mostrado ser eficaz contra ciertos tipos de cáncer, en particular el sarcoma de Kaposi, el cáncer del esófago y el cáncer de mama que se ha extendido a la pared torácica.

Los investigadores añadieron el fármaco sensible a la luz Photofrin a las muestras cultivadas y al biofilm y los expusieron a varias intensidades de luz. Los resultados revelaron que el fármaco se acumuló en las muestras en un periodo de 15 minutos. Las dosis muy bajas de luz eliminaron casi todas las bacterias 'S. mutans', reduciendo su concentración a menos del 0,1 por ciento.

Según los autores del estudio, la terapia fotodinámica también demostró ser capaz de aniquilar los tres tipos de Candida: 'C.

albicans', que causa hongos en la boca, 'C.glabrata' y 'C. krusei', en muestras recopiladas de pacientes con VIH.