6 de julio de 2020
8 de noviembre de 2006

Una terapia génica utiliza el VIH modificado para inhibir la replicación del virus

Una terapia génica utiliza el VIH modificado para inhibir la replicación del virus

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos) han desarrollado la una nueva terapia génica basada en un virus del Sida modificado que porta material genético que inhibe la replicación del VIH. Las conclusiones del estudio se publican en la edición digital de la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences' (PNAS).

El ensayo clínico contó con la participación de cinco sujetos con infección crónica por VIH que no respondieron a dos terapias antirretrovirales y que recibieron una única inyección de sus propias células inmunes que habían sido modificadas genéticamente para resistir ante el VIH.

Los resultados muestran que las cargas virales de los pacientes permanecieron estables o disminuyeron durante el estudio y uno de los sujetos mostró un descenso sostenido de la carga viral. La cantidad de células T permaneció estable o aumentó en cuatro pacientes durante los nueve meses del ensayo. Además, en cuatro pacientes, el funcionamiento inmune específico del VIH mejoró.

Según los investigadores, los resultados del estudio son significativos porque es la primera demostración en humanos de que este tipo de terapias es segura. Además, el vector, llamado VRX496, produjo resultados esperanzadores en algunos pacientes en los que otros tratamientos han fallado.

Cada paciente recibió una inyección de sus propias células T modificadas genéticamente. La dosis diana fue de 10 billones de células, que es aproximadamente entre el 2 y 10 por ciento del número de células T de una persona media. La cantidad de células T se mostró invariable poco después de las inyecciones.

Los investigadores señalan que uno de los descubrimientos más destacados es que estas células modificadas no desaparecen en el interior del paciente, sino que pudieron ser detectadas meses después en ellos y se observó una disminución significativa en la carga viral en dos pacientes, y muy destacada en uno de ellos.

Según los investigadores, el nuevo vector es un VIH modificado en el laboratorio para funcionar como un "caballo de Troya" que porta un virus que evita que se produzcan nuevas infecciones por VIH. El virus del Sida al que se han eliminado su capacidad de infección se añade a las células inmunes extraídas de la sangre de los pacientes ya tratadas con un método desarrollado por los investigadores para mejorarlas y vuelve al paciente a través de una inyección intravenosa.