8 de julio de 2020
23 de mayo de 2006

Un tipo de fármacos para la hipertensión podría reducir hasta un 55% el riesgo de tumores del aparato digestivo

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

Un tipo de fármacos para la hipertensión podría reducir hasta un 55% el riesgo de tumores del aparato digestivo, según un estudio del Centro Médico Overton Brooks VA en Shreveport (Estados Unidos) que se ha hecho público durante la 'Digestive Disease Week', la reunión internacional más amplia de facultativos, investigadores y académicos en el campo de las enfermedades digestivas.

Los científicos utilizaron una población de 500.000 estadounidenses para realizar tres estudios que examinaban la asociación entre los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina estos fármacos antihipertensivos y la incidencia del cáncer de esófago, pancreático y de colon. Entre los 483.733 pacientes del estudio, 659 tuvieron cáncer de esófago, 475 de páncreas, y 6.697 tuvieron cáncer de colon y recto, aproximadamente el 38 por ciento tomaban los fármacos antihipertensivos.

Según los investigadores, los resultados muestran que los fármacos estaban asociados con una reducción del riesgo en los tres tipos de cáncer, pero era más eficaz para reducir el riesgo de desarrollar cáncer de esófago, con un 55 por ciento de reducción de riesgo al compararse con los sujetos control.

Los resultados del segundo estudio mostraron que el uso de los antihipertensivos supuso un 48 por ciento de reducción del riesgo en el cáncer pancreático. En el tercer estudio, los investigadores descubrieron que los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina estuvo asociado con un 47 por ciento menos de riesgo de cáncer de colon.

Los autores del estudio creen que el posible beneficio de estos fármacos contra el cáncer podría deberse a la supresión de la angiogénesis tumoral, la formación de nuevos vasos sanguíneos que alimentan el tumor, al bloquear una proteína del crecimiento llamada Factor de Crecimiento Vascular Endotelial (VEGF, según sus siglas en inglés), que se cree participa en el crecimiento y reproducción de los tumores.