5 de julio de 2020
10 de octubre de 2006

El tiroides podría intervenir en la longevidad

El tiroides podría intervenir en la longevidad

MADRID, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

El tiroides podría jugar un papel importante en la longevidad, según un estudio del 'City College of New York' que muestra que los ratones que tienen una vida más larga poseen niveles muy bajos de una hormona tiroidea que acelera el metabolismo. Las conclusiones de la investigación se han hecho públicas durante una reunión especializada celebrada bajo el lema 'Comparative Physiology 2006: Integrating Diversity' en Virginia Beach (Estados Unidos).

El estudio refuerza la teoría de que cuanto más rápido es el metabolismo de un animal más corta es su vida y viceversa. El tiroides libera hormonas que regulan la tasa metabólica.

El tiroides produce tiroxina (T4) que se convierte en triiodotironina (T3) en presencia de la iodina. T3 es un componente activo de T4 y es la hormona clave en la regulación del metabolismo. Cuando un animal tiene frío, por ejemplo, su cuerpo convierte T4 en T3 para acelerar el metabolismo y calentar el organismo.

Según los autores, los linajes de ratones que mostraban una mayor longevidad tendían a tener menores concentraciones de hormona tiroidea que los linajes que vivían menos. Los declives significativos de hormona tiroidea correlacionaban bien con una esperanza de vida máxima.

El estudio comparó los niveles de estas hormonas tiroideas entre cuatro grupos de roedores con diferente esperanza de vida: ratones, conejillos de indias y dos especies de ratas topo. Los ratones vivieron alrededor de tres años y medio, los conejillos de indias hasta seis años y las ratas topo hasta 15 y 28 años en sus respectivas especies.

Los animales tenían diferentes edades pero se encontraban en puntos comparables de sus ciclos de vida. Los niveles de T4 variaban significativamente entre todos los grupos, con los grupos de vida más corta mostrando los niveles más elevados de T4 que los grupos más longevos.

Según los investigadores, estas diferencias en la concentración de hormonas correlacionan con el ciclo de vida máximo de las especies y sugieren un importante papel regulador de las hormonas tiroideas en la longevidad.