5 de julio de 2020
3 de octubre de 2006

Los trastornos del sueño afectan al 30% de la población y ocasionan un gasto farmacéutico de 2.400 millones al año

Los trastornos del sueño afectan al 30% de la población y ocasionan un gasto farmacéutico de 2.400 millones al año

VALENCIA, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los trastornos del sueño afectan aproximadamente a un 30 por ciento de la población y ocasionan un gasto farmacéutico de 2.400 millones de euros, según se puso de manifiesto en el curso de 'Atención Farmacéutica sobre Trastornos del Sueño' que se celebra estos día en Valencia, dirigido a farmacéuticos comunitarios y organizado conjuntamente por la dirección general de Farmacia y Productos Sanitarios y la Federación Farmacéutica, informaron hoy fuentes de la Generalitat valenciana.

A este respecto, el conseller de Sanitat, Rafael Blasco, destacó que "se trata de un trastorno que padece aproximadamente un 30 por cien de la población, y de ellos una tercera parte pueden considerarse enfermos crónicos".

Mantener horarios de sueño y rutinas regulares antes de acostarse, evitar comidas copiosas, alcohol y estimulantes, no ingerir líquidos tres horas antes de acostarse, realizar ejercicio físico durante la mañana y una siesta de corta duración son algunos de los hábitos recomendados por los expertos para evitar el insomnio, apuntó.

La falta de sueño provoca el deterioro de la alerta, de la memoria y del estado de ánimo, que pueden llegar a provocar accidentes laborales, domésticos y de tráfico, así como reducción de la productividad, cuyos costes indirectos se estiman en 36.000 millones de euros anuales, según datos aportados por la conselleria de Sanitat.

Según indicó Blasco, "por su formación y accesibilidad al paciente, el farmacéutico es una figura esencial en el sistema sanitario para poder detectar los problemas relacionados con el medicamento en los trastornos del sueño, como el autoconsumo, la prescripción inadecuada, las interacciones farmacológicas y reacciones adversas, así como para participar en la educación sanitaria de los pacientes y sus familiares".

En este sentido, señaló que "en el caso de los fármacos utilizados para el insomnio, se deberá tener en cuenta la duración necesaria del tratamiento y los riesgos asociados a un uso inadecuado, no debiendo superar las cuatro semanas".

Por otra parte, el especialista de la Clínica del Sueño Estivill del Instituto Universitario Dexeus de Barcelona y de la Unidad de Alteraciones del Sueño del hospital General de Cataluña, el doctor Francisco Segarra, incidió en que "existen fármacos denominados hipnóticos que son útiles para el insomnio ocasional, pero si el problema se cronifica el tratamiento será diferente y habrá que derivar al paciente a un especialista para identificar las causas del problema".

De este modo, aseguró "se precisan algo más que hipnóticos para tratar el insomnio, combinando enfoques farmacológicos y no farmacológicos y profundizando en el estudio de la etiología de los trastornos del sueño".

Según subrayó Segarra, los productos para tratar el insomnio no deben ser sólo hipnóticos. La medicación psicotrópica debe seleccionarse en función del perfil y demanda del paciente y del riesgo y beneficio del producto.

En la Comunitat existen un total de siete unidades del sueño en la red pública de la conselleria de Sanitat. En Valencia, existen unidades del sueño en los hospitales La Fe, Xàtiva, Alzira y Doctor Peset. En Castellón hay una unidad del sueño en el hospital General y tres en la provincia de Alicante, en los hospitales General, San Juan y Virgen de los Lirios de Alcoy.