4 de julio de 2020
22 de marzo de 2006

El tratamiento de la depresión materna disminuye el riesgo de trastorno psiquiátrico en los hijos, según estudio

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El tratamiento de la depresión materna disminuye el riesgo de trastorno psiquiátrico en los hijos, según un estudio de la Universidad de Columbia (Estados Unidos) que se publica en 'Journal of the American Medical Association' (JAMA).

Según los autores del estudio, la mejoría de la depresión materna en los tres meses siguientes al inicio del tratamiento farmacológico disminuye la probabilidad de que sus hijos padezcan trastornos psiquiátricos del estado de ánimo o alteraciones en la conducta, durante el mismo periodo de tiempo. Los hijos de aquellas mujeres que continúan deprimidas tienen un mayor riesgo de que pasen por tales problemas de salud mental.

Los investigadores examinaron si el tratamiento de la depresión materna con fármacos está asociado con una reducción de los síntomas patológicos y trastornos en sus hijos. En el estudio participaron 150 parejas de madres e hijos procedentes de ocho centros de atención primaria y once clínicas psiquiátricas que formaban parte de un estudio nacional sobre depresión que se desarrolló entre diciembre de 2001 y abril de 2004.

Las madres participantes fueron tratadas con fármacos para su depresión. Los niños, de entre 7 y 17 años, fueron examinados por un equipo de evaluadores que no participaban en el tratamiento de sus madres y no conocían los resultados del tratamiento de éstas.

Los investigadores descubrieron que después de tres meses de tratamiento con fármacos se produjo una disminución del 11 por ciento en las tasas diagnósticas en niños de madres cuya depresión estaba remitiendo, frente a un 8 por ciento de aumento en los niños con madres que continuaban padeciendo el trastorno. Entre aquellos hijos cuyas madres habían sido tratadas que padecían algún trastorno psiquiátrico, el desorden remitió en el 33 por ciento de los casos, mientras que esto sólo se produjo en el 12 por ciento de aquellos cuyas madres no fueron tratadas.

Según los autores del estudio, los niños que no padecían ninguna enfermedad en el momento de iniciar el estudio, en los hijos de madres tratadas por su depresión no se inició ningún trastorno psiquiátrico, a diferencia de aquellos cuyas madres no fueron tratadas en los que un 17 por ciento de ellos recayeron en algún trastorno o lo comenzaron a padecer.

(EUROPA PRESS SALUD)