7 de julio de 2020
21 de marzo de 2006

El tratamiento con enoxaparina es mejor para prevenir infartos de miocardía, según expertos norteamericanos

MADRID, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

El equipo de Cardiología del hospital universitario Brigham and Women de Boston (Estados Unidos) llegó a la conclusión, tras un estudio comparativo, que el tratamiento anticoagulante con enoxaparina es superior al tratamiento con heparina no fraccionada administrado actualmente para los infartos de miocardio

Según informó el hospital Brigham and Women en un comunicado "la utilización de enoxaparina en estos pacientes reduce significativamente el riesgo de reincidencia de infarto de miocardio y muerte, comparado con el régimen de tratamiento anticoagulante administrado en la actualidad, según los resultados del ensayo ExTRACT-TIMI 25".

Este fármaco, una heparina de bajo peso molecular, actúa neutralizando la trombina, una proteína que tiene un papel clave en la formación de los coágulos o trombos responsables de los ataques al corazón o embolias pulmonares.

El ensayo ExTRACT-TIMI 25 -cuyos resultados fueron presentados en las Jornadas Científicas Anuales del Congreso 2006 del Colegio Americano de Cardiología y publicados en el diario New- comparó en más de 20.000 pacientes de 48 países que habían sufrido un infarto de miocardio dos tratamientos anticoagulantes, el que está basado en la heparina no fraccionada y el nuevo tratamiento con enoxaparina para determinar cuál era más eficaz a la hora de evitar que los pacientes que habían sufrido uno de estos episodios fallecieran o sufrieran un segundo infarto no mortal, durante el mes siguiente al tratamiento.

Según especificó Elliott Antman, director de la Unidad de Cardiología del Birgham and Women y principal responsable del estudio ExTRACT-TIMI 25, los resultados demostraron que el riesgo de muerte o de sufrir un nuevo infarto de miocardio no mortal se redujo en un 17%, en los pacientes que recibieron enoxaparina, comparado con aquellos que recibieron heparina no-fraccionada.

"Las ventajas del tratamiento con enoxaparina resultaron evidentes durante las primeras 48 horas. Al finalizar el mes, el riesgo de infarto de miocardio recurrente no mortal se redujo significativamente, un 33%, en los pacientes que recibieron enoxaparina, comparado con los que recibieron heparina no-fraccionada. El 7,5% de los pacientes que recibieron la heparina no-fraccionada fallecieron, comparado con el 6,9% de los pacientes que recibieron enoxaparina" comentó Antman.

Según afirma este experto, la enoxaparina, una forma modificada de la heparina no-fraccionada que comercializa la compañía Sanofi-Aventis bajo el nombre comercial 'Lovenox', "interrumpe el sistema de coagulación de forma más eficaz y fiable que la heparina no-fraccionada. De esta forma, previene la nueva formación de coágulos sanguíneos en las arterias que conducen la sangre al músculo cardíaco"

Sin embargo, el responsable del estudio reconoció que los pacientes que recibieron tratamiento con enoxaparina presentan un mayor riesgo de episodios hemorrágicos graves que aquellos pacientes que fueron tratados con heparina no fraccionada. A pesar de estos resultados adversos, Antman afirmó que tras evaluar el balance beneficio/riesgo, "los resultados son claramente favorables al tratamiento con enoxaparina" porque ese riesgo se vería compensado, en opinión de este experto, con las mejores posibilidades de supervivencia que ofrece el fármaco estudiado.

(EUROPA PRESS SALUD)