5 de abril de 2020
1 de agosto de 2014

El cometa de Rosetta, demasiado caliente para estar cubierto de hielo

El cometa de Rosetta, demasiado caliente para estar cubierto de hielo
ESA

MADRID, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La nave espacial Rosetta de la ESA ha realizado sus primeras medidas de la temperatura de su cometa objetivo. Resulta que es demasiado caliente para estar cubierto de hielo y en su lugar debe tener una corteza oscura y polvorienta.

   Estas observaciones del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko fueron realizadas con el espectrómetro de imagen visible, infrarroja y termal de Rosetta, VIRTIS, entre el 13 y el 21 de julio, cuando Rosetta se acercó de 14.000 a poco más de 5.000 kilómetros de cometa.

   En estas distancias, el cometa ocupaba sólo unos pocos píxeles en el campo de vista, por lo que no fue posible determinar las temperaturas de características individuales. Pero, usando el sensor para captar la luz infrarroja emitida por todo el cometa, los científicos determinaron que la temperatura media de la superficie es de alrededor de -70 º C.

   El cometa estaba a aproximadamente 555 millones de kilómetros desde el Sol en ese momento - más de tres veces más lejos que la Tierra, lo que significa que la luz del sol tiene sólo una décima parte del brillo que muestra aquí, informa la ESA.

   Aunque -70 º C puede parecer bastante frío, sobre todo, es un poco de 20 a 30º C más caliente de lo previsto para que un cometa a esa distancia esté cubierto exclusivamente en hielo.

   "Este resultado es muy interesante, ya que nos da las primeras pistas sobre la composición y las propiedades físicas de la superficie del cometa", dice el investigador principal de VIRTIS Fabrizio Capaccioni del INAF-IAPS, Roma, Italia.

   De hecho, se sabe que otros cometas como 1P/Halley tienen superficies muy oscuras debido a su superficie de polvo, y el cometa de Rosetta ya se sabe que tienen una baja reflectancia en observaciones terrestres, lo que descarta una superficie helada totalmente "limpia".

   Las mediciones de temperatura proporcionan una confirmación directa de que gran parte de la superficie debe ser polvo, ya que el material más oscuro se calienta y emite calor más fácilmente que el hielo cuando se expone a la luz solar.

PUEDE HABER PLACAS DE HIELO

   "Esto no excluye la presencia de placas de hielo relativamente limpias, sin embargo, y muy pronto, VIRTIS será capaz de comenzar a generar mapas que muestran la temperatura de las características individuales", añade Capaccioni.

   Además de las mediciones globales, el sensor estudiará la variación de la temperatura de la superficie de áreas específicas del cometa cada día, con el fin de entender cómo reacciona la superficie reacciona a la iluminación solar.

   A su vez, esto va a dar una idea de la conductividad térmica, densidad y porosidad de la parte del subsuelo más próxima a la superficie. Esta información será importante en la selección de un destino para el aterrizador de de Rosetta, Philae.

   También medirá las variaciones de temperatura a medida que el cometa vuela más cerca del Sol a lo largo de su órbita, proporcionando mucho más calentamiento de la superficie.

   "En combinación con las observaciones de los otros 10 experimentos científicos de Rosetta y los del módulo de aterrizaje, VIRTIS proporcionará una descripción detallada de las propiedades físicas de la superficie y los gases de la coma del cometa, viendo como las condiciones cambian a diario mientras el cometa gira alrededor del Sol a lo largo del próximo año ", dice Matt Taylor, científico del proyecto Rosetta de la ESA.