5 de junio de 2020
2 de abril de 2020

Más evidencia de que Plutón pudo albergar un océano bajo su corteza

Más evidencia de que Plutón pudo albergar un océano bajo su corteza
Sputnik Planitia - NASA/JHUAPL/SWRI

MADRID, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

Ondas negras de roca situadas frente a Sputnik Planitia, la cuenca que forma el lóbulo izquierdo del corazón de Plutón, ofrecen nueva evidencia de que el considerado planeta enano tiene un océano de 150 kilómetros de espesor ubicado entre su corteza y su núcleo.

Los hallazgos, fruto del análisis de los datos remitidos por la nave New Horizons tras su sobrevuelo de Plutón en 2015, se presentaron en la Lunar and Planetary Science Conference, celebrada de forma virtual porque su reunión física se canceló debido a la pandemia de coronavirus.

El impacto que talló la cuenca del Sputnik Planitia podría haber enviado ondas de choque alrededor de Plutón que destrozaron el paisaje en el otro lado, según los resultados publicados por primera vez en octubre, que aún no han sido revisados ??por pares. Los signos de un evento similar en Mercurio también son evidentes donde un cráter de impacto de 1.528 kilómetros de largo se encuentra exactamente en el lado opuesto del planeta a una región de geografía caótica, informa Scientific American.

"Si el impacto es lo suficientemente grande, el planeta mismo puede actuar como una lente y enfocar la energía de las ondas en el punto opuesto exacto en el planeta del impacto", dijo a Science News la científica planetaria de la Universidad de Purdue.

Cuando un proyectil grande, de 400 kilómetros de diámetro, en las simulaciones de Denton, se estrella contra un planeta enano como Plutón, crea una onda de choque seguida de una onda de estrés. A medida que se extiende por la superficie del mundo distante, las ondas también viajan a través de su centro. Pero se moverían a diferentes velocidades en diferentes materiales: rápidamente a través del núcleo denso del planeta enano, lentamente a través de la corteza helada y más lentamente a través de un océano líquido, informa Smithsonian Magazine.

El modelo todavía está en desarrollo temprano, pero se suma a una creciente colección de hipótesis que sugieren que podría haber agua en Plutón. En 2016, los análisis de sus fisuras superficiales y su forma esférica hicieron que expertos concluyeran que un océano subsuperficial podría ser el culpable. Y la investigación publicada el año pasado sugirió que el impacto en Sputnik Planitia pudo haber roto la corteza de Plutón y traído el océano a la superficie, donde se congeló e inclinó a Plutón en su orientación actual.

Para leer más