22 de enero de 2020
  • Martes, 21 de Enero
  • Lunes, 20 de Enero
  • 13 de diciembre de 2019

    La NASA recogerá muestras del asteroide Bennu en un espacio mínimo

    La NASA recogerá muestras del asteroide Bennu en un espacio mínimo
    Lugar de toma de muestras designado en el asteroide Bennu - NASA/GODDARD/UNIVERSITY OF ARIZONA

       MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

       La NASA apuesta por recoger muestras de un asteroide por primera vez en un pequeño espacio de 16 metros de diámetro, el más idóneo entre cuatro seleccionados en la accidentada superficie de Bennu.

       El equipo de la misión OSIRIS-Rex (Origins, Spectral Interpretation, Resource Identification, Security, Regolith Explorer) concluyó que un sitio designado como "Nightingale", ubicado en un cráter en el hemisferio norte de Bennu, es el mejor lugar para que la nave espacial OSIRIS-REx recoja con seguridad una muestra de suficiente interés.

       El equipo de OSIRIS-REx pasó los últimos meses evaluando datos de corto alcance de cuatro sitios candidatos para identificar la mejor opción para la recolección de muestras. Los sitios candidatos, denominados Sandpiper, Osprey, Kingfisher y Nightingale, fueron elegidos para la investigación porque, de todas las regiones de muestreo potenciales en Bennu, estas áreas representan el menor riesgo para la seguridad de la nave espacial y al mismo tiempo brindan la oportunidad de recolectar grandes muestras, informa la NASA.

       "Después de evaluar exhaustivamente los cuatro sitios candidatos, tomamos nuestra decisión final en función de qué sitio tiene la mayor cantidad de material de grano fino y al que la nave espacial puede acceder de forma segura", dijo Dante Lauretta, investigador principal de la Universidad de Arizona en Tucson. "De los cuatro candidatos, el sitio Nightingale cumple mejor con estos criterios y, en última instancia, garantiza el éxito de la misión".

       Este emplazamiento está ubicado en un cráter del norte de 140 metros de ancho. El regolito, o material de superficie rocosa, es oscuro, y las imágenes muestran que el cráter es relativamente liso. Debido a que se encuentra muy al norte, las temperaturas en la región son más bajas que en otras partes del asteroide y el material de la superficie está bien conservado. También se cree que el cráter es relativamente joven, y el regolito está recién expuesto. Esto significa que el sitio probablemente permitiría una muestra prístina del asteroide, dando al equipo una idea de la historia de Bennu.

       Aunque Nightingale ocupa el lugar más alto de cualquier ubicación en Bennu, el sitio aún presenta desafíos para la recolección de muestras. El plan original de la misión preveía un sitio de muestra con un diámetro de 50 metros. Si bien el cráter que alberga Nightingale es más grande que eso, el área lo suficientemente segura como para que la nave espacial toque es mucho más pequeña, aproximadamente 16 metros de diámetro, lo que resulta en un sitio que tiene solo una décima parte del tamaño de lo que era originalmente previsto.

       Esto significa que la nave espacial debe apuntar con mucha precisión a la superficie de Bennu. Nightingale también tiene una roca del tamaño de un edificio situada en el borde oriental del cráter, que podría representar un peligro para la nave espacial mientras retrocede después de contactar el sitio.

       El equipo de la misión emprenderá ahora más vuelos de reconocimiento sobre Nightingale --también sobre el emplazamiento de reservca, denominado Osprey-- comenzando en enero y continuando hasta la primavera. Una vez que se completen estos pasos elevados, la nave espacial comenzará los ensayos para su primer intento de recolección de muestras "touch-and-go", que está programado para agosto. La nave espacial partirá de Bennu en 2021 y está programada para regresar a la Tierra en septiembre de 2023.

    Para leer más