6 de julio de 2020
4 de octubre de 2006

Un experto de la ESA afirma que el próximo austronauta europeo en viajar a la Luna podria ser una mujer

VALENCIA, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

El iniciador y responsable científico del programa de la Agencia Espacial Europea (ESA), Bernard Foing, afirmó hoy en el 57 Congreso Internacional de Astronáutica que se celebra en Valencia que el próximo astronauta europeo en viajar a la Luna "podría ser una mujer", ya que "de los 12 astronautas que han ido a la superficie de la Luna, ninguno era mujer", informaron fuentes de la organización.

Según Foing, la ESA está estudiando unos conceptos de aterrizador lunar como precursor para una exploración lunar humana y robótica, aunque matizó que "falta la decisión para empezar la exploración humana y mandar un astronauta europeo en la Luna", señaló.

Además, Foing indicó que la Nasa tiene un proyecto para viajar a la Luna previsto para el 2017 y en China cuentan con dos programas; un viaje tripulado con presencia de un astronauta y un viaje tripulado de robótica. Así, explicó que han previsto mandar una sonda orbital llamada 'Chang'E1' que se posicionará alrededor de la Luna durante la primavera del 2007 y que consistirá en una sonda orbital con aterrizador para poder llevarse rocas lunares".

Asimismo, indicó que la Nasa domina en este proyecto la parte de transportación espacial, pero señaló que la Agencia invitó a las agencias internacionales "para ayudarles a poder utilizar los recursos naturales de la Luna y para organizar las actividades sobre la superficie lunar".

En este sentido, resaltó que la ESA es el precursor del programa. Asimismo, afirmó que "hasta principios de septiembre del 2006, eran los únicos en tener una sonda en la Luna buscando nuevos lugares jamás explorados llamada SMART-1 que aterrizó el 3 de septiembre de 2006 con un impacto que ha podido ser visible en tiempo real por los aficionados de astronomía".

Además, indicó que "SMART-1 a fecha de hoy ha podido dar nuevos datos sobre la composición de la Luna y sobre los polos lunares de los cuales no se sabía casi nada hasta ahora". "Estos nuevos datos ayudan mucho para las exploraciones futuras y se piensa que hay reservas de hielo en el fondo de los cráteres polares", señaló y añadió que "esta agua se podría utilizar para estudiar el origen del agua en el sistema solar y también podría ser un recurso para apoyar la construcción de una base lunar en el futuro".

Bernard Foing, al ser preguntado por aquellos que creen que el hombre no ha pisado la Luna, afirmó que "los astronautas que pisaron la Luna se llevaron rocas lunares que estudiaron y verificaron" y aseguró que "la ESA, gracias a SMART - 1, ha podido observar las imágenes de los lugares a son de los hombres han aterrizado, se ve el panorama pero no los detalles pero estamos ahora seguro que la Nasa no se ha inventado las imágenes de la Luna", aseveró.

Por otra parte, Foing explicó que la nave que llevaría nuevamente al hombre a la Luna sería "un tipo de taxi que llevaría un equipaje de 4 astronautas hacía el espacio". "Este Taxi --continuó-- se pondrá en órbita de la Luna donde estará colocado un aterrizador que llevaría el equipo a la superficie lunar". Así, indicó que "para regresar tomarían el Taxi Lunar que tendrá posibilidad de ir y volver y este vehículo se llamaría CEV (Crew Exploration Vehicle)".

Así, en cuanto al tiempo de la misión afirmó que se necesitarían "tres días para ir allí y se podrían quedar en la Luna unas dos semanas, aunque después la ESA intentaría tener una estrategia para quedarse varios meses", explicó.

Además, en cuanto a que si los fallos técnicos sufridos hasta ahora en los transbordadores espaciales han frenado el viaje a la Luna, Foing respondió que "los problemas encontrados con Shuttle han frenado el viaje a la Luna, y que tuvieron que arreglar los fallos del Shuttle antes de poder intentar ir a la Luna de nuevo". Por ello, recalcó que se ha decidido acelerar la construcción del CEV para poder "llegar antes por si no se podían arreglar todos los fallos del Shuttle" y añadió que es "una gran oportunidad para Europa poder desarrollar su propio vehículo de transporte espacial", indicó.

BASE LUNAR

"La vuelta a la Luna es el paso lógico para después expandirse en el Espacio", dijo y continuó "gracias al desarrollo de misiones lunares, se puede mejorar el transporte y también hay que aprender como se puede vivir en una base permanente y utilizar los recursos naturales de la Luna". "Es un buen ensayo general para aprender a vivir sobre Marte o Asteroides en el futuro porque también en la Luna hay presencia de oxigeno, polvo, vidrio y metales que se podrían utilizar para construir", dijo.

El experto explicó que se decidirá tener una infraestructura permanente en la Luna, después del 2017. "Podría ser a partir del 2020, primero como un puesto avanzado y después convertirse en una base tripular permanente", indicó y añadió que "sería el primer paso del hombre viviendo en otro planeta, con una permanencia humana que luego podrá crecer hasta construir un pueblo primero de unas 50 personas para posteriormente empezar a construir ciudades".

Así, destacó que a partir del 2010 "varios países instalarán robots y rovers de manera permanente, ya que el ILEWG trata de coordinar entre varias agencias espaciales este programa".

Por otro lado, Foing señaló que "no se piensa que ha habido vida lunar, pero en los cielos lunares hay materiales orgánicos como moléculas que se podrían utilizar para sostener la vida humana sobre la Luna". Por otra parte, explicó que "los primeros seres vivos traído de las exploraciones lunares son bacterias que sobrevivieron en la base lunar sin poder propagarse pero sobreviviendo por ellas mismas".

TURISMO LUNAR

Asimismo, el responsable científico de la ESA afirmó que "hay un buen mercado para el turismo lunar" y que "hay interés para vuelos tripulados turísticos alrededor de la Luna previstos para 2020".

Finalmente, indicó que para aterrizar en la Luna "todavía la infraestructura resulta muy cara pero los millonarios que quieren una 'Luna de Miel' podrán pagárselo", concluyó.