11 de agosto de 2020
7 de marzo de 2014

La NASA asegura que el conflicto entre Rusia y Ucrania no pone en peligro las misiones a la ISS

La NASA asegura que el conflicto entre Rusia y Ucrania no pone en peligro las misiones a la ISS
NASA

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El administrador de la NASA, Charles Bolden, ha asegurado que el conflicto entre Rusia y Ucrania no pone en peligro las misiones programados a la Estación Espacial Internacional (ISS) para las que se utilizan los cohetes rusos Soyuz. En este sentido, ha recordado que la ISS lleva funcionando 13 años consecutivos sin interrupciones, "y eso ha sido a través de varias crisis internacionales".

Bolden, que ha insistido en rueda de prensa que las relaciones con Rusia "son normales en este momento", ha bromeado con la situación que deben estar viviendo los astronautas en el módulo orbital, asegurando que "hay un buen número de personas con la idea de que la ISS sera nominada al premio Nobel de la Paz".

Eso sí, el administrado de la NASA ha pedido al Congreso de Estados Unidos que piense en empezar a financiar completamente la flota privada espacial para evitar "posibles retrasos". "La elección está entre una financiación completa para volver a traer los lanzamientos a Estados Unidos, o continuar dando millones en subsidios a los rusos. Es así de simple", ha declarado Bolden, quien ha precisado que el Gobierno de Obama ya ha "elegido en invertir en Estados Unidos".

A pesar de que la agencia espacial estadounidense ha recurrido a acuerdos comerciales con compañías privadas --Space X, Boeing y Sierra Nevada-- para enviar carga de abastecimiento a la ISS, todavía depende de los cohetes Soyuz para enviar a sus astronautas. La NASA paga por ello 70 millones de dólares por asiento y depende de Rusia al 100 por cien hasta 2017, año en el que termina su contrato.

Precisamente, el próximo 25 de marzo, se hará uso de este servicio para que tres nuevos astronautas (dos rusos y un estadounidense) sean enviados a las ISS para sustituir a los tres tripulantes que la abandonan 15 días antes. Uno de los que regresan, Oleg Kotov, es nacido en Crimea, cuando aún formaba parte de la Unión Soviética.

Para leer más