6 de julio de 2020
28 de agosto de 2006

UIMP.- Cabrera destaca el aumento presupuestario "sin precedentes" para I+D+i, que en 2007 será del 30%

Apuesta por "agilizar" la evaluación de proyectos de I+D+i, más autonomía a investigadores y que la ciencia "cale" en los ciudadanos

SANTANDER, 28 Ago. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, subrayó hoy el aumento presupuestario "sin precedentes" realizado por el Gobierno español en el ámbito de la investigación, el desarrollo y la innovación (I+D+i) que, según dijo, de cara al próximo 2007 seguirá creciendo "a un ritmo muy elevado, superior al 30%".

Ese esfuerzo económico se acompaña de una apuesta por lograr un "salto cualitativo" en el sistema español de ciencia y tecnología y un aumento de la masa crítica de investigadores a través de mejoras en los diferentes programas que promueve el Ministerio.

Entre esos programas, la ministra aludió al caso de Consolider que, tras los buenos resultados de la primera convocatoria, con más de 200 grupos y 1.400 investigadores trabajando ya en 17 grandes retos de investigación, será ampliado para 2007 en forma de una doble convocatoria, la primera en octubre de este año y la segunda a mediados del próximo.

Cabrera repasó éstas y otras iniciativas del Gobierno español en el marco del seminario 'Fortalezas y avances recientes del sistema español de I+D+i', que inauguró esta mañana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en Santander.

Desde su punto de vista, los retos que se deben afrontar actualmente en España en el ámbito de la ciencia pasan por mejorar las estructuras administrativas y la gestión, "agilizando" con ello la evaluación de los proyectos de I+D+i y dotando de mayor autonomía a los investigadores.

También se requiere la "homogeneización" de los criterios de evaluación y la definición de una carrera investigadora, así como "mayor coordinación" entre todos los agentes implicados, agregó la ministra, quien apeló a la responsabilidad del sistema público de investigación, que debe perseguir "los máximos estándares de calidad".

Junto a todo ello, también aludió a la importancia de divulgar entre los ciudadanos la cultura científica y tecnológica. A su juicio, "debe calar el mensaje de que los conocimientos de ciencia y tecnología son también parte de la cultura" porque "sólo si los ciudadanos entienden las ventajas de invertir en I+D+i, podrá sostenerse el incremento de inversión en el medio plazo".

MEJORAR LA GESTIÓN

En lo que respecta a la introducción de cambios en las estructuras administrativas para poder mejorar la gestión, la ministra incidió en que el modelo administrativo debe estar "a la altura" del esfuerzo económico que se está realizando en I+D+i. En este sentido, destacó la ayuda que, a su juicio, supondrá la Ley de Agencias Estatales, que permitirá "ser más eficientes y transparentes".

También resaltó la necesidad de "agilizar" los mecanismos de evaluación de los proyectos y de "homogeneizar" los criterios entre las universidades, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el resto de organismos públicos de investigación, porque actualmente se aplican criterios "demasiado heterogéneos y no parece razonable", apuntó.

En cuanto a las políticas de recursos humanos, abogó por ofrecer una "atención preferente" al personal investigador e incorporar más jóvenes, todo ello en el marco de la definición de una carrera investigadora.

Desde el Ministerio, esa apuesta por los recursos humanos se va a traducir en una mejora del Programa Ramón y Cajal y del Programa I3, con incrementos en la financiación y con la incorporación de una exigencia a los organismos solicitantes, que estarán obligados a crear la plaza para la cual piden la ayuda, de forma que responda realmente a una línea de investigación "estratégica" y no a una propuesta "oportunista".

"PERSPECTIVA CÍVICA"

Finalmente, en lo que respecta a la difusión de la cultura científica entre los ciudadanos, Cabrera aseguró que las políticas deben ser "comprensibles y asumibles" por los ciudadanos, para que se sientan "implicados".

"La perspectiva cívica debe ser un eje transcendental para la política de ciencia y tecnología. Debemos conseguir que la ciencia se incorpore a la cultura de los ciudadanos", añadió al respecto.

En este contexto, destacó la próxima puesta en marcha del plan de fomento de la cultura científica, que intentará incrementar el interés de los ciudadanos por estos temas de los que, por lo general, sólo reciben información "pobre y anecdótica", afirmó.