17 de octubre de 2019
  • Miércoles, 16 de Octubre
  • 18 de septiembre de 2019

    Conoce al pequeño ancestro de las aves voladoras más grandes

    Conoce al pequeño ancestro de las aves voladoras más grandes
    Protodontopteryx ruthae, ancestro de las aves voladoras más grandesCANTERBURY MUSEUM/DEREK ONLEY

       MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

       El antepasado de algunas de las más grandes aves voladoras ha sido hallado en Nueva Zelanda. Con 62 millones de años, Protodontopteryx ruthae es también de las especies de pájaro más antiguas del mundo.

       Se pensaba que las aves de dientes óseos (Pelagornithids), una antigua familia de enormes aves marinas, habían evolucionado en el hemisferio norte, pero esa teoría se vio afectada por el descubrimiento del miembro más pequeño pero más antiguo de la familia en Nueva Zelanda.

       Si bien sus descendientes fueron algunas de las aves voladoras más grandes de la historia, con envergaduras de más de 5 metros, Protodontopteryx ruthae era solo del tamaño de una gaviota promedio. Al igual que otros miembros de su familia, el ave marina tenía proyecciones huesudas y algo parecido a dientes en el borde de su pico.

       El fósil de ave marina fue identificado por el mismo equipo que recientemente anunció el descubrimiento de un pingüino gigante de 1,6 metros de altura en el mismo yacimiento de Waipara Greensand.

       El paleontólogo aficionado Leigh Love encontró el esqueleto parcial de Protodontopteryx el año pasado. El pájaro fue nombrado Protodontopteryx ruthae en honor a la esposa de Love, Ruth. Love quería agradecerle por tolerar su pasión de décadas por la paleontología.

       El coautor del hallazgo Paul Scofield, del Senckenberg Research Institute, dice que la edad de los huesos fosilizados sugiere que los pelagornitidos evolucionaron en el hemisferio sur. "Si bien esta ave era relativamente pequeña, el impacto de su descubrimiento es enormemente significativo en nuestra comprensión de esta familia. Hasta que encontramos este esqueleto, todos los pelagornítidos realmente antiguos se habían encontrado en el hemisferio norte, por lo que todos pensaron que habían evolucionado ahí."

       "Nueva Zelanda era un lugar muy diferente cuando Protodontoperyx estaba en los cielos. Tenía un clima tropical: la temperatura del mar era de unos 25 grados, por lo que teníamos corales y tortugas gigantes", agrega en un comunicado.

       Más tarde, las especies de pelagornítidos evolucionaron para volar sobre los océanos con algunas especies que midieron hasta 6,4 metros de envergadura.

       El esqueleto de Protodontopteryx sugiere que era menos adecuado para el vuelo de larga distancia que los pelagornitidos posteriores y probablemente cubría rangos mucho más cortos. Es probable que sus pseudodientes cortos y anchos estén diseñados para la captura de peces. Las especies posteriores tenían pseudodientes con forma de aguja que probablemente se utilizaron para atrapar presas de cuerpo blando como los calamares.

       La última especie de pelagornítidos murió hace unos 2,5 millones de años, justo antes de que evolucionaran los humanos modernos.

       El sitio Waipara Greensand donde se encontró el esqueleto Protodontopteryx ha producido varios descubrimientos científicos importantes en los últimos años, incluidos los antiguos pingüinos y el fósil de ave tropical más antiguo del mundo.

       Esta investigación se publica en la revista Papers in Palaeontology.

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído