23 de enero de 2020
  • Miércoles, 22 de Enero
  • 11 de diciembre de 2019

    Etiopía se cristianizó al mismo tiempo que Roma

    Etiopía se cristianizó al mismo tiempo que Roma
    Excavaciones de iglesia en Rumanía - IOANA DUMITRU

       MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

       Restos de la iglesia más antigua conocida en África subsahariana han sido excavados en Etiopia, relacionada con el reino de Aksum, que surgió en el siglo I y se convirtió muy pronto al Cristianismo.

       Aksum fue un imperio comercial que dominó gran parte de África oriental y Arabia occidental. A través de la datación por radiocarbono de artefactos descubiertos en la iglesia, los investigadores concluyeron que la estructura fue construida en el siglo IV d.C., aproximadamente al mismo tiempo cuando el emperador romano Constantino I legalizó el cristianismo en 313 de nuestra era y luego se convirtió en su lecho de muerte en 337. El equipo detalló sus hallazgos en un artículo publicado en Antiquity.

       El descubrimiento de la iglesia y sus contenidos confirman la tradición etíope de que el cristianismo llegó a una fecha temprana en un área a casi 4.500 kilómetros de Roma. El hallazgo sugiere que la nueva religión se extendió rápidamente a través de redes comerciales de larga distancia que unían el Mediterráneo a través del Mar Rojo con África y el sur de Asia, arrojando nueva luz sobre una era importante de la que los historiadores saben poco.

       "El imperio de Aksum fue una de las civilizaciones antiguas más influyentes del mundo, pero sigue siendo una de las menos conocidas", dice Michael Harrower, de la Universidad Johns Hopkins, el arqueólogo que dirigió el equipo. Helina Woldekiros, una arqueóloga de la Universidad de St. Louis en Washington que formó parte del equipo, agrega que Aksum sirvió como un "punto de conexión" que une el Imperio Romano y, más tarde, el Imperio Bizantino con tierras lejanas al sur.

       Según Smithsonian.com, la iglesia descbierta consiste en un edificio de 20 metros de largo y 13 de ancho que se asemeja al antiguo estilo romano de una basílica. Dentro y cerca de las ruinas de Aksumite, los arqueólogos también encontraron una gran variedad de productos, desde un delicado anillo de oro y cornalina con la imagen de la cabeza de un toro hasta cerca de 50 figuras de ganado, evidencia clara de las creencias precristianas.

    Para leer más