18 de julio de 2019
  • Miércoles, 17 de Julio
  • Martes, 16 de Julio
  • 30 de mayo de 2019

    Humanos fueron testigos y registraron una erupción hace 4.700 años

    Humanos fueron testigos y registraron una erupción hace 4.700 años
    CURTIN UNIVERSITY

    MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

    Una erupción volcánica en Turquía que tuvo a humanos prehistóricos como testigos, ocurrió 245.000 años más tarde de lo que se esperaba originalmente, hace solo 4.700 años, durante la Edad del Bronce.

    Una investigación, publicada en Quaternary Science Reviews, tuvo como objetivo determinar la edad de las huellas prehistóricas encontradas en la capa de ceniza producida por la erupción del volcán Çakallar, que tuvo lugar en la ciudad de Kula en el oeste de Turquía hace miles de años.

    Junto con las huellas, se descubrió una pintura rupestre en las proximidades del lugar de la erupción en el Geoparque Kula UNESCO, en la provincia de Manisa, Turquía. La pintura, que ilustra la erupción del volcán, destaca cómo los humanos de hace miles de años pudieron ilustrar los fenómenos naturales a su manera.

    El autor principal Martin Dani*ík, del Centro John de Laeter con sede en la Universidad de Curtin, dijo que estudios anteriores sugirieron que las huellas pertenecían al Homo neanderthalensis de la era del Pleistoceno, pero los nuevos hallazgos indican que pueden ser mucho más recientes de lo que se pensaba.

    "Las huellas, ampliamente conocidas como 'huellas Kula', se descubrieron en la década de 1960 cuando los trabajadores de la construcción, que estaban alejando rocas volcánicas de uno de los volcanes de la zona, las encontraban bien conservadas en cenizas volcánicas de grano fino", dijo Dani*ík.

    "Nuestro equipo pudo determinar la edad de la ceniza volcánica que preservó las huellas mediante el uso de dos técnicas diferentes. Se utilizó un método de datación con helio radiogénico para medir la edad de erupción de pequeños cristales de circón, y se utilizó el método de datación de exposición al cloro cosmogénico para mida el tiempo que las rocas volcánicas han estado residiendo cerca de la superficie de la Tierra.

    "Los dos enfoques de datación independientes mostraron resultados internos consistentes y en conjunto sugieren que la erupción volcánica fue presenciada por el Homo sapiens durante la Edad de Bronce prehistórica, hace 4.700 años y 245.000 años más tarde de lo que se informó originalmente".

    La investigación también sugiere que después de la erupción inicial, los humanos y sus compañeros caninos se acercaron lentamente al volcán, dejando huellas distintivas en la capa de ceniza húmeda en la superficie. La actividad volcánica continuó, lo que provocó que rocas volcánicas de color oscuro enterraran las cenizas y, por lo tanto, conservaran las huellas.

    Dani*ík explicó que los humanos presenciaron las etapas finales de la erupción volcánica desde una distancia segura, por lo que es muy probable que el Homo sapiens también fuera responsable de las pinturas rupestres descubiertas cerca del sitio.

    "La pintura rupestre es una conexión fascinante con las huellas, ya que muestra cómo los humanos de hace 4.700 años fueron capaces de pintar procesos naturales, como una erupción volcánica, a su propia manera artística con herramientas y materiales limitados", dijo Dani*ík.

    Para leer más