14 de agosto de 2020
24 de abril de 2020

Los niños neandertales tenían madres mayores y padres más jóvenes

Los niños neandertales tenían madres mayores y padres más jóvenes
Aurora boreal en Islandia - FLICKR

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un estudio en decenas de miles de islandeses sobre la parte neandertal presente en nuestra composición genética, ha revelado que los niños de aquella especie humana desparecida tuvieron padres más jóvenes y madres más mayores que los humanos de nuestro tiempo.

Cuando los antepasados de los humanos modernos dejaron África hace 50.000 años, se encontraron con los neandertales. En este encuentro, la población neandertal contribuyó con alrededor del dos por ciento del genoma a las poblaciones no africanas actuales.

Una colaboración de científicos de la Universidad de Aarhus en Dinamarca, deCODE Genetics en Islandia y el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig, Alemania, ha llevado a cabo el estudio más completo hasta la fecha utilizando datos obtenidos de 27.566 islandeses, para descubrir qué partes de nuestro genomas contienen ADN de neandertal y el papel que desempeña en los humanos modernos.

Cada persona de ascendencia no africana comparte alrededor del dos por ciento de su ADN con los neandertales. Sin embargo, diferentes personas llevan diferentes piezas de ADN de Neandertal, por lo que cuando los autores las suman, podrían reconstruir al menos el 38 por ciento del genoma de neandertal utilizando 14 millones de fragmentos de ADN de neandertal.

Al comparar este ADN de neandertal con los genomas de neandertal y denisovano, que fueron secuenciados en el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig, los investigadores encontraron que la población de neandertal que se mezclaba con los islandeses modernos era más similar a un neandertal encontrado en Croacia que a los neandertales encontrados en Rusia. Inesperadamente, también descubrieron que los islandeses llevan rastros de ADN de denisovano, que anteriormente solo se pensaba que estaba presente en los asiáticos orientales y las poblaciones de Papua Nueva Guinea. Una posibilidad es que los ancestros de la población neandertal que se mezclaron con humanos modernos también se habían mezclado anteriormente con denisovanos.

En cada generación, los padres transmiten su ADN a sus hijos, y se sabe que la edad de cada padre afecta en gran medida los tipos de mutaciones que transmiten. "Al comparar las mutaciones genéticas en los fragmentos de ADN de neandertal con los fragmentos de ADN humanos modernos correspondientes, encontramos que, en promedio, los niños de neandertal tenían madres mayores y padres más jóvenes en comparación con los humanos modernos", dice el primer autor Laurits Skov, investigador de la Universidad de Aarhus y el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, en un comunicado.

Finalmente, los autores muestran que el ADN de neandertal tiene un efecto relativamente menor en la salud y la apariencia humana en la actualidad. Los pocos casos en que el ADN de neandertal tiene un efecto entre los islandeses conducen a un riesgo ligeramente menor de cáncer de próstata, una altura ligeramente más corta y un tiempo de coagulación de la sangre un poco más rápido.