18 de noviembre de 2019
  • Viernes, 15 de Noviembre
  • Jueves, 14 de Noviembre
  • 16 de octubre de 2019

    Un profesor de Oxford, acusado de vender fragmentos bíblicos antiguos

    Un profesor de Oxford, acusado de vender fragmentos bíblicos antiguos
    Uno de los papiros de OxirrincoDOMINIO PÚBLICO

    MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

    Un profesor de la Universidad de Oxford ha sido acusado de vender sin permiso fragmentos de textos antiguos de la Biblia a Hobby Lobby, firma que actualmente posee el Museo de la Biblia de Washington.

    El papirólogo y clasicista Dirk Obbink levantó sospechas entre el personal asociado del proyecto 'Oxyrhynchus Papyri', que decidió investigarle por su supuesta participación en la comercialización de textos antiguos. Obbink era jefe de este proyecto conjunto de la Universidad de Oxford y de la Sociedad de Exploración Egipcia (EES).

    La EES sostiene en un comunicado que el Museo de la Biblia se puso en contacto con la sociedad para comunicar que Obbink les había vendido 11 fragmentos en dos lotes en 2010.

    Por esa razón, la Sociedad comenzó a trabajar con el Museo estadounidense para aclarar si algún texto de la colección Oxyrhynchus se había vendido u ofrecido para la venta a Hobby Lobby y, en caso de ser así, cuándo y por quién.

    Según 'The Guardian', los propietarios de Hobby Lobby es la familia Green, evangélicos cristianos que estuvieron detrás de la fundación del Museo de la Biblia, que abrió sus puertas a finales de 2017.

    Hasta el momento, la investigación ha llevado a la EES a identificar, con la ayuda de fotografías del Museo, un total de 13 textos de su colección (12 en papiro y uno en pergamino), todos con contenido bíblico o relacionado (entre ellos fragmentos del Nuevo Testamento).

    "Estos textos fueron tomados sin autorización del EES, y en la mayoría de los trece casos también falta la tarjeta de catálogo y la fotografía. Afortunadamente, el EES tiene registros de respaldo que nos permiten identificar los textos no publicados que faltan", asegura la sociedad científica.

    El Museo ha aceptado el reclamo por parte de la sociedad británica de las 13 piezas y ya se encuentra trabajando para devolverlas a la EES.