31 de mayo de 2020
8 de abril de 2020

La rana coquí ya habitaba Puerto Rico hace 29 millones de años

La rana coquí ya habitaba Puerto Rico hace 29 millones de años
Reconstrucción de la rana Eleutherodactylus de hace 29 millones de años - JORGE VELEZ-JUARBE

MADRID, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los restos fósiles de rana más antiguos registrados en la región del Caribe, de hace 29 millones de años, han aparecido en Puerto Rico, isla donde la rana coquí, descendiente directa de aquella, está considerada precisamente como un símbolo nacional.

Un nuevo estudio publicado en Biology Letters describe un hueso del brazo fragmentado de una rana del género Eleutherodactylus, también conocido como ranas de lluvia o coquís.

"Es un tesoro nacional", dijo en un comunicado David Blackburn, conservador de herpetología del Museo de Florida y autor principal del estudio. "No solo es esta la evidencia más antigua de una rana en el Caribe, también es una de las ranas que es el orgullo de Puerto Rico y está relacionada con la gran familia Eleutherodactylidae, que incluye las ranas invasoras de invernadero de Florida".

Jorge Vélez-Juarbe, curador asociado de mamíferos marinos en el Museo de Historia Natural del condado de Los Ángeles, encontró el fósil en un afloramiento del río en el municipio de San Sebastián, en el noroeste de Puerto Rico. Vélez-Juarbe y los esfuerzos de recolección anteriores de sus colaboradores en el sitio descubrieron semillas fósiles, vacas marinas, tortugas de cuello lateral y los restos más antiguos de gaviales y roedores en el Caribe, que datan de la época del Oligoceno, hace unos 29 millones de años.

Esta antigua coquí desplaza a un fósil de rana ámbar descubierto en la República Dominicana en 1987 por el título de rana caribeña más antigua. Aunque originalmente se estimó que el fósil ámbar tenía 40 millones de años, los científicos ahora fechan el ámbar dominicano hace unos 20 a 15 millones de años, dijo Blackburn.

Según los datos genéticos y los árboles genealógicos, los científicos habían planteado la hipótesis de que las ranas de lluvia vivían en el Caribe durante el Oligoceno, pero carecían de evidencia fósil. Los huesos pequeños y livianos de las ranas a menudo no se conservan bien, especialmente cuando se combinan con el clima cálido y húmedo de los trópicos.

Para leer más