13 de diciembre de 2019
  • Jueves, 12 de Diciembre
  • 21 de noviembre de 2019

    Índice Mundial de Terrorismo 2019 (1)

    -Índice Mundial de Terrorismo 2019: Las muertes por terrorismo se han reducido a la mitad en los últimos cuatro años, pero el número de países afectados por el terrorismo está creciendo

    LONDRES, 20 de noviembre de 2019 /PRNewswire/ --

    -- Las muertes por terrorismo se han reducido un 15,2 por ciento en 2018, a 15.952 globalmente. Este es el cuarto año consecutivo de mejora. -- El Talibán ha aventajado a ISIL en convertirse en el grupo terrorista más mortífero del mundo, registrando un 71 por ciento de incremento en las muertes por terrorismo. El grupo fue responsable del 38 por ciento de todas las muertes terroristas globalmente en 2018. -- 98 países mejoraron este año, con 40 deteriorándose: el mayor número de países que mejoran de año en año desde 2004. -- El terrorismo sigue siendo una amenaza de seguridad global con 71 países registrando al menos una muerte en 2018: el segundo mayor número de países desde 2002 y cuatro más que en 2017. -- Las muertes en Europa cayeron un 70 por ciento, con Europa occidental registrando su número de incidentes más bajo desde 2012. -- Ha habido un aumento en el terrorismo de extrema derecha por tercer año consecutivo en Europa occidental, Norteamérica y Oceanía, con el número de muertes aumentando un 52 por ciento en 2018. Esta tendencia ha continuado en 2019, con 77 muertes para finales de septiembre de 2019. -- El impacto económico global del terrorismo fue de 33.000 millones de dólares estadounidenses en 2018, una reducción del 38 por ciento desde el año anterior.

    Según el Índice Mundial de Terrorismo 2019 (GTI), las muertes por terrorismo cayeron por cuarto año consecutivo, tras un pico en 2014. El número de muertes se ha reducido ahora al 52 por ciento desde 2014, cayendo de 33.555 a 15.952. El Índice Mundial de Terrorismo anual, ahora en su séptimo año, está desarrollado por el Institute for Economics & Peace (IEP) y ofrece el recurso más completo sobre tendencias terroristas globales.

    El número total de muertes cayó más del 15 por ciento en 2018, con las mayores caídas produciéndose en Irak y Somalia ante la derrota del Estado Islámico de Irak y el Levantamiento (ISIL) en Irak y los ataques aéreos dirigidos por EE. UU. en Al-Shabaab. La caída en las muertes también se reflejó en las puntuaciones por país, con 98 países mejorando en comparación con 40 que se deterioraron. Este es el número más alto de países en registrar una mejora de año en año desde 2004.

    Sin embargo, mientras el GTI halla que la intensidad del terrorismo se ha reducido, también muestra que el terrorismo aún se propaga y aumenta, con 71 países sufriendo al menos una muerte. Este es el segundo mayor número desde principios de siglo.

    -- El número de países que registró una muerte por terrorismo aumentó de 67 países a 71 en 2018. -- Afganistán tuvo el mayor incremento en muertes por terrorismo, una subida del 59 por ciento en relación al año anterior, y ahora está al final del índice. -- Por primera vez desde 2003, Irak no fue el país más afectado por terrorismo. -- Independientemente de Afganistán, solo tres países-- Nigeria, Mali y Mozambique -- registraron un sustancial aumento en las muertes por terrorismo en 2018. Cada uno de estos países registró más de 100 muertes adicionales. -- El sur de Asia ha tenido el más alto impacto por terrorismo desde 2002, mientras América Central y la región del Caribe han tenido el menor impacto.

    Steve Killelea, presidente ejecutivo de IEP, explica los hallazgos: "La investigación de IEP halla que el conflictoy el terror patrocinado por el estado son las principales causas de terrorismo. En 2018, más del 95 por ciento de las muertes por terrorismo se producían en países que ya estaban en conflicto. Al combinarse con países con altos niveles de terror político, el número salta a más del 99 por ciento. De los 10 países más afectados por terrorismo *, todos estuvieron implicados en al menos un conflicto violento el año pasado".

    Para Norteamérica, Europa occidental y Oceanía, la amenaza de terrorismo político de extrema derecha ha estado creciendo durante los últimos cinco años, con 19 países afectados por ataques en este período. En estas regiones, los ataques de la extrema derecha aumentaron un 320 por ciento entre 2014 y 2018. Esta tendencia ha seguido en 2019, con 77 muertes atribuidas al terrorismo de la extrema derecha desde principios de año hasta finales de septiembre. A diferencia del terrorismo Islámico, ninguno de los responsables en 2018 reclamó ser miembro de un grupo terrorista organizado, haciendo difícil para las organizaciones de seguridad prevenir dichos ataques.

    El aumento en la actividad terrorista en Afganistán, combinado con el desmantelamiento de los conflictos en Siria e Irak, resultó en que los Talibán superasen a ISIL como grupo terrorista más mortífero del mundo en 2018. El número de muertes atribuidas a los Talibanes aumentó pero solo por debajo del 71 por ciento, a 6.103, y supuso un 38 por ciento de todas las muertes a escala mundial. En contraste, las muertes atribuidas a ISIL cayeron mundialmente justo por debajo del 70 por ciento, cayendo desde 4.350 en 2017 a 1.328 en 2018.

    Sin embargo, algunos grupos afiliados a ISIL han registrado mayores niveles de actividad terrorista. El Khorasan Chapter of the Islamic State fue el cuarto grupo terrorista más mortífero en 2018, con más de mil muertes registradas, la mayoría de ellas en Afganistán. En total, hubo 13 grupos o movimientos que mataron cada uno de ellos a más de 100 personas en 2018.

    También ha habido un aumento en la participación femenina en el terrorismo, aunque aún supone un porcentaje muy pequeño de todos los ataques. La tendencia se ha intensificado en los últimos cinco años, con el número de ataques suicidas femeninos aumentando un 450 por ciento entre 2013 y 2018. En contraste, los ataques suicidas masculinos cayeron un 47 por ciento en el mismo periodo. La mayor parte de este incremento puede atribuirse a Boko Haram, suponiendo casi el 80 por ciento de todos los ataques suicidas femeninos en los últimos cinco años.

    En Europa, el número de muertes por terrorismo cayó por segundo año consecutivo, desde más de 200 en 2017 a 62 en 2018. Solo dos ataques mataron a cinco o más personas.

    Killelea explicó: "El colapso de ISIL en Siria e Irak fue uno de los factores que permiten a Europa occidental registrar su número más bajo de incidentes desde 2012, sin muertes atribuidas al grupo en 2018. Sin embargo, la situación sigue siendo volátil, con grandes partes de Siria disputadas y muchos grupos más pequeños simpatizantes de las filosofías de ISIL siendo activos, dejando la posibilidad de más ataques islámicos en Europa".

    La caída del terrorismo también ha estado acompañada por una reducción en el impacto económico global del terrorismo, reduciendo un 38 por ciento a 33.000 millones de dólares estadounidenses en 2018. En comparación con otras formas de violencia como el homocidio, el conflicto armado, y el gasto militar, el terrorismo es un pequeño porcentaje de coste de violencia global total, que fue igual a 14,1 billones de dólares estadoundienses en 2018. Sin embargo, el impacto económico real del terrorismo es mucho más alto ya que estas cifras no incluyen los impactos indirectos en la empresa, la inversión y los costes asociados con las agencias de seguridad para contrarrestar el terrorismo.

    (CONTINUA)

    Contador

    Lo más leído