20 de abril de 2019
  • Viernes, 19 de Abril
  • Jueves, 18 de Abril
  • 16 de septiembre de 2008

    China pierde atractivo como país en el que fabricar a bajo coste.Vietnam e India emergen como alternativa

    MADRID, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

    ¿Está disminuyendo el atractivo de China como mercado preferente en el que las empresas fabrican a bajo coste? Así lo demuestra un estudio conjunto de Booz & Company, una de las principales consultoras de estrategia y gestión en el mundo, y la Cámara de Comercio Americana en Shangai (AmCham). La investigación pone de manifiesto que para contrarrestar el aumento del coste de la mano de obra las empresas deben optimizar sus actividades en China integrando este país en sus cadenas de suministro globales y mejorando su excelencia operacional.

    Las empresas que buscan en China un mercado potencial en crecimiento a la vez que un país de costes bajos -y son capaces de integrar adecuadamente estos dos aspectos- obtienen más beneficios que las empresas que persiguen sólo uno de estos objetivos. Las empresas que emplean estrategias combinadas de abastecimiento y de ventas obtienen una rentabilidad media dos tercios más alta que las que se enfocan en sólo uno de los objetivos (29.6% contra 17.8%). A pesar de los beneficios que este doble enfoque puede generar, solamente una de cada cuatro empresas es capaz de combinar adecuadamente crecimiento en este mercado con las operaciones de fabricación.

    El primer estudio anual titulado China Manufacturing Competiveness 2007-2008 señala que una moneda china más fuerte y el aumento en los costes laborales están disminuyendo los márgenes para los fabricantes que además ven reducidos sus beneficios como consecuencia de no desarrollar su estrategia en China desde el doble enfoque de un ser un mercado por conquistar además de un lugar de fabricación de bajo coste.

    "La estrategia de fabricación de muchas multinacionales extranjeras en China necesita ser revisada" dice David Suárez, Managing Director de Booz & Company en España. "Las estructuras de costes y la moneda han cambiado, y ahora las empresas necesitan repensar sus estructuras operacionales en China y la importancia que este país tiene en su estrategia global. China es, cada vez más, una fuente importante de innovación de productos y de modelos de negocio. Estamos viendo la globalización en funcionamiento y el papel de China ha cambiado".

    Más de la mitad de las empresas extranjeras que fabrican productos en China creen que el país está perdiendo su competitividad frente a otros destinos donde la fabricación mantiene unos costes más bajos, y casi uno de cada cinco fabricantes encuestados tiene planes para trasladar o ampliar sus operaciones a otros países, preferentemente Vietnam e India.

    Conclusiones:.

    ·La gestión de operaciones es un factor crítico: El estudio desvela que tres de cada cuatro empresas no han sido capaces de implementar sus mejores prácticas en sus operaciones en China, incluyendo la integración de la doble-función de plataforma para exportación y a la vez penetración en el mercado doméstico. Las empresas entrevistadas señalaron que muchas de sus mejores prácticas no están siendo utilizadas en China. Sólo un 11% utiliza sistemas integrados de planificación como el software ERP (Enterprise Resource Planning) y MRP (Material Requirement Planning). Aún menos empresas -sólo el 7%- utilizaron herramientas y procesos analíticos para control de inventarios, y tan sólo un 4% aplicó sus mejores prácticas al control de los riesgos asociados con sus cadenas de suministro.

    ·La disminución de la competitividad: Más de la mitad de las empresas encuestadas, un 54%, cree que China está perdiendo competitividad frente a otros países de bajo coste. Siete de diez citaron el aumento del valor del renminbi (yuan) como una de las principales causas de la pérdida de competitividad de China, un 52% menciona la inflación de los salarios que ha escalado hasta un 9.1% para los white-collar (mano de obra cualificada) y un 7.6% para los blue-collar (obreros). Además, la rotación de los trabajadores es un problema crítico para las empresas que se enfrentan al reto de retener a sus empleados. Un 33% de los encuestados lo citaron como una de los motivos de la pérdida de competitividad.

    Mientras los costes aumentan, China se queda atrás en muchos estándares de gestión de operaciones como pueden ser infraestructura logística, acceso a la tecnología, habilidades de gestión y protección de la propiedad intelectual.

    ·El interés empresarial en Vietnam y India: Casi una de cada cinco de las empresas encuestadas (17%) manifiesta tener planes específicos para trasladar parte de sus operaciones en China a otros países. Un 88% de estas corporaciones manifiesta que escogió China a causa de los bajos costes laborales, y hoy en día otros países permiten encontrar mano de obra más barata y ventajas fiscales. Entre estas empresas, Vietnam se erige en la mejor alternativa según un 63%, seguida de India, país elegido por un 37% de los encuestados.

    Al comparar China con los posibles destinos alternativos a los que desplazar sus actividades, los encuestados señalan que los bajos costes laborales son el motivo más importante (un 3,7 sobre una escala de 5). Consideran que la reputación de China como destino para fabricar a bajo coste está disminuyendo. Sin embargo, reconocen que los países alternativos no ofrecen las mismas oportunidades en términos del potencial de su mercado y cuentan con una infraestructura menos desarrollada.

    ·Permanecer en China: A pesar del aumento de los costes de fabricación un 83% de los encuestados piensa mantener sus operaciones en China. Un 78% citan el vasto mercado doméstico como la razón para no alterar el statu quo, mientras que un 39% no está dispuesto a establecer una nueva cadena de suministro, motivo por el cual permanecerá en China.

    "La imparable expansión económica y las reformas del mercado de China, sumado a un ambiente de negocios dinámico y exigente, continuará desafiando a los fabricantes" dice Brenda Foster, Presidente de AmCham Shanghai, "que tendrán que enfocarse en mejorar su competitividad y plantear estrategias innovadoras para sus operaciones en China".

    Metodología del estudio.

    Booz & Company y la Cámara de Comercio Americana en Shanghai encuestaron a 66 fabricantes extranjeros en China, que representan más de un 10% de los 600 miembros del Manufacturers' Business Council de Shanghai. De las empresas encuestadas un 81% eran de capital extranjero, un 10% eran de capital mixto chino y extranjero , y un 9 % fueron clasificadas como "otra categoría".

    Las empresas fabricantes encuestadas incluyen bienes de consumo, industriales, asistencia sanitaria, y materiales. El estudio se llevó a cabo entre septiembre y noviembre de 2007.

    Sobre AmCham Shanghai: La voz de los negocios americanos en China.

    AmCham Shanghai es la Cámara Americana más grande y con el crecimiento más rápido en Asia, con más de 3.700 miembros, incluyendo 1.700 miembros corporativos. La Cámara organiza más de 250 eventos cada año y tiene 22 comisiones de industrias. La misión de AmCham Shanghai es crear un mejor ambiente de negocios para las empresas americanas y fomentar el desarrollo económico de China. Para más información sobre AmCham Shangai, visite a www.amcham-shanghai.org.

    Para más información contactar con:.

    Natalia Escorial Santa Marina.

    Marketing & PR Manager.

    Telf: 91 411 84 50 / 91 411 88 72.

    Email: natalia.escorial@booz.com.

    Sobre Booz & Company.

    Booz & Company (www.booz.com) es una empresa global de consultoría que colabora con las principales empresas, instituciones públicas y gobiernos en todo el mundo.Con más de 3.300 empleados en 57 oficinas en todo el mundo, aportamos ideas y conocimientos, una amplia experiencia funcional y un enfoque práctico para desarrollar capacidades y generar un impacto real. Trabajamos en estrecha colaboración con nuestros clientes para crear una ventaja esencial.