24 de marzo de 2019
  • Sábado, 23 de Marzo
  • Viernes, 22 de Marzo
  • 9 de enero de 2008

    Aumenta la incidencia de las verrugas genitales

    · Gardasil, la primera vacuna tetravalente para prevenir el cáncer de cuello de útero, ha demostrado una eficacia del cien por cien en la prevención de las verrugas genitales causadas por los serotipos 6 y11 del VPH · Según un estudio llevado a cabo en los países nórdicos, una de cada diez mujeres menores de 45 años se encuentra afectada por verrugas genitales · En esta investigación, publicada en el Journal of Infectious Diseases, han participado 70.000 mujeres de entre 18 y 45 años · En España, más de 55.000 mujeres son diagnosticadas todos los años de verrugas genitales

    MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

    Un estudio practicado en cerca de 70.000 mujeres de edades comprendidas entre 18 y 45 años, llevado a cabo en cuatro países nórdicos, revela que como mínimo una de cada diez mujeres señala haber sufrido al menos un episodio de verrugas genitales diagnosticadas clínicamente. Los porcentajes son del 9,5% en Noruega, 10,1% en Dinamarca, 11,3% en Suecia y 12,0% en Islandia. Los resultados, que se han publicado en el Journal of Infectious Diseases , indican también un aumento de la incidencia de verrugas genitales en las mujeres jóvenes.

    Se trata del mayor estudio dirigido a evaluar la incidencia de verrugas genitales. A diferencia de la mayoría de los estudios previos, que se centraron en determinadas poblaciones seleccionadas , este se ha llevado a cabo a escala nacional y ha investigado muestras extraídas al azar de la población general. En consecuencia, sus resultados podrían aportar información acerca de la incidencia de verrugas genitales en la población general en Europa.

    "Las verrugas genitales son muy frecuentes en las mujeres de los países Nórdicos, a las que afectan a edades jóvenes, y no hay razón para considerar que la situación sea diferente en el resto de Europa", ha señalado la Profesora Susanne Krüger-Kjaer, del Instituto Danés de Epidemiología del Cáncer, Copenhague. "Estos resultados van a aportar a los responsables sanitarios un mejor conocimiento de la tremenda carga que suponen las verrugas genitales".

    En muchos países no se controlan epidemiológicamente las verrugas genitales. En el Reino Unido (RU), donde sí existe dicho control, informes recientes muestran que el diagnóstico de verrugas genitales ha aumentado más de 5 veces entre 1972 y 2006 y que, en 2006, ha alcanzado en torno a 60.000 casos solamente en mujeres.

    A lo largo de los 10 últimos años, el diagnóstico de un primer episodio de verrugas genitales en el RU ha crecido un 20%; los casos recidivantes suponen el 30% del total; un 12% adicional se refiere a episodios que han necesitado tratamiento durante más de 3 meses. Los diagnósticos han sido uniformemente más frecuentes en la edad adulta joven, con unas tasas seis veces más elevadas en las mujeres de 16 a 24 años que en la totalidad de mujeres.

    En su ultimo informe, la Agencia de Protección Sanitaria (APS) del RU afirmaba: "Si se incluyera la prevención de las verrugas entre los objetivos del programa de vacunación (esto es, recomienda el uso de la vacuna tetravalente [con cuatro tipos (6, 11, 16, 18) del virus del papiloma humano], que conlleva también protección frente a los tipos 6 y 11), asistiríamos a una reducción bastante rápida de las verrugas genitales en los grupos de edad joven".

    "La exposición al virus del papiloma humano es lo suficientemente común como para que forme parte inevitable de la vida adolescente y adulta a través de las relaciones amorosas normales", afirma el Profesor Charles Lacey, Universidad de York, RU. "Las verrugas genitales suponen una notable carga económica y psicológica; en mi opinión, debemos adoptar una vacunación frente al cáncer de cuello uterino de índole poblacional con una vacuna que sirva también para prevenir otras enfermedades genitales relacionadas con el virus del papiloma humano, como las verrugas genitales".

    Los beneficios de la prevención de las verrugas genitales ya han sido reconocidos por varios países.

    Dinamarca, Francia y Bélgica han identificado en sus recomendaciones para la vacunación frente al cáncer de cuello uterino el beneficio adicional de prevenir también otras enfermedades genitales relacionadas con el virus del papiloma humano, como las verrugas genitales. La reciente recomendación efectuada en el RU se ha visto apoyada por un análisis presentado por la APS que indica que una vacuna que contuviera cuatro tipos (6, 11, 16, 18) de virus del papiloma humano podría prevenir hasta el 70% de los casos de cáncer de cuello uterino y el 95% de los casos de verrugas genitales. Por otro lado, Australia solamente sufraga actualmente la vacunación con una vacuna de cuatro tipos (6,11,16,18), por el beneficio adicional de la prevención de las verrugas genitales.

    La prevención de las verrugas genitales acelera y amplía los beneficios de los programas de vacunación.

    Estudios de modelización han mostrado recientemente que la prevención de las lesiones precoces de cáncer de cuello uterino y de las verrugas genitales por los tipos 6 y 11 supondría la reducción de más de un 90% de los casos de enfermedad, con la disminución pertinente de los gastos sanitarios, durante los 5 primeros años siguientes a la adopción de un programa de vacunación con los cuatro tipos (6,11,16,18).

    En estudios de fase III, de grandes dimensiones, en los que han participado más de 15.000 mujeres, Gardasil?, vacuna contra el cáncer de cuello uterino con cuatro tipos de virus (6,11,16,18), ha prevenido el 99% de las verrugas genitales debidas al virus del papiloma humano de tipos 6 y 11 a lo largo de una media de seguimiento de tres años.

    EMISOR: Sanofi Pasteur MSD.

    Contacto: Laura Mayoral / 91 750 06 40.