16 de octubre de 2019
9 de diciembre de 2014

La corrupción es la excepción, no la norma

La corrupción es la excepción, no la norma
ADELA LASIERRA

·   El sesgo negativo en relación a la corrupción en nuestro país

·   Lo que recopilan la historia y las noticias son, precisamente, las excepciones a la regla general

Cuando un fenómeno ocurre día tras día, podemos pensar que es tan frecuente que es la norma, lo habitual. Es a lo que nos enfrentamos hoy en día con el asunto de la situación política en España, coincidiendo con la celebración el 9 de Diciembre del Día contra la Corrupción.

Si revisamos periódicos y televisiones, da la impresión de que las personas somos corruptas por naturaleza. El número de personas que se dedican a la política en España es suficientemente amplio para que haya suficientes excepciones a la regla como para llenar un telediario de 30 minutos o un debate de dos horas.

Pero en realidad, esto es una gran distorsión, ya que lo que recopilan la historia y las noticias son, precisamente, las excepciones a la regla general. Y la regla general a la que nos referimos es el Amor. En concreto, lo que en Psicología Positiva denominamos la fortaleza de la Capacidad de Amar y Ser Amado.

Si las personas estuviésemos constantemente aprovechándonos de una situación privilegiada para sacar un beneficio personal a costa de perjudicar al resto, nos habríamos extinguido como especie hace miles de años. Hemos sobrevivido porque ha habido personas que, desde que éramos pequeños, nos han cuidado, se han sacrificado por nosotros anteponiendo nuestro bienestar al suyo, nos han educado y han compartido su vida con nosotros.

·   Si estuviésemos constantemente aprovechándonos de una situación privilegiada para sacar un beneficio a costa de perjudicar al resto, nos habríamos extinguido hace miles de años

Es la fortaleza de la Capacidad de amar y ser amados la que nos hace estar en el mundo. Sirva como muestra, entre otros, el estudio de Fransson, Karisson, Nilsson denominado Temperature variation in newborn babies, donde observaron que el contacto físico de los recién nacidos con la madre reduce considerablemente el riesgo de muerte por hipotermia.

Aunque la atención selectiva se centre en la corrupción, los psicólogos que nos dedicamos a potenciar el bienestar trabajamos el focalizarnos también en los aspectos positivos que forman parte de nuestras vidas y, que sin embargo muchas veces se nos olvida mirar; éste es uno de los aspectos que las personas aprenden a mejorar durante la terapia, en mi caso he podido acompañar a muchas personas a recorrer este camino en las terapias positivas que realizo en Madrid en el Instituto Europeo de Psicología Positiva (IEPP). Un ejercicio muy sencillo y a la vez muy beneficioso es tener como objetivo durante una semana observar la fortaleza del Amor en tu vida, en los pequeños detalles que ocurren a tu alrededor.

Adela Lasierra

Psicóloga del IEPP

Contacto:

Instituto Europeo de Psicología Positiva

www.iepp.es

comunicacion@iepp.es