18 de julio de 2019
  • Miércoles, 17 de Julio
  • 17 de junio de 2019

    Ganadores del certamen "Mi colegio se mueve" de la Fundación SM

    Ganadores del certamen "Mi colegio se mueve" de la Fundación SM
    FUNDACIÓN SM - ARCHIVO

    Madrid, 17 de junio de 2019.- Los grandes cambios se construyen con pequeños pasos, y hay muchos centros escolares españoles que cada día ponen su granito de arena para conseguir un mundo mejor. En Valencia, un colegio ha creado un club de valientes para hacer frente a la violencia, y otro ha implicado a sus alumnos para que apoyen la construcción de una escuela en África; en Guadalajara, enseñan a sembrar el cambio con una iniciativa de huertos ecológicos; ; y en Toledo, acompañan a los mayores cada viernes. Estos han sido los proyectos ganadores de la primera edición del concurso "Mi colegio se mueve" de la Fundación SM.

    Más de 240 iniciativas de toda España se han presentado a la primera edición de este certamen, que nació con el objetivo de poner en valor y premiar a colegios comprometidos que desarrollen iniciativas para mejorar su entorno, y con las que difundan valores responsables entre sus alumnos y familias, como la inclusión, la convivencia y la sostenibilidad.

    Javier Palop, director de la Fundación SM, ha destacado la gran acogida de este certamen en la comunidad escolar, donde "éramos conscientes de la contribución silenciosa que realizan los docentes y los alumnos con proyectos de gran calado social. El principal objetivo de este concurso era no solo el de premiar, sino sobre todo visibilizar esos proyectos que en algunos casos forman parte del día a día de la vida escolar".

    Valientes contra la violencia en el aula

    El proyecto "El club de los valientes", del colegio Escuela San José de Valencia, que promueve los modelos igualitarios, libres de todo tipo de violencia, que aúnan la valentía con la amistad, la solidaridad, la bondad y el buen trato siempre, se ha alzado con el premio de convivencia, dotado con 1500 euros (categoría a la que se presentaron 92 iniciativas-).

    Juanjo Vergara, especialista en innovación educativa y metodologías activas, ha destacado el "gran esfuerzo en la construcción de cultura en el centro a través de la creación de distintas herramientas didácticas".

    En la categoría de convivencia se buscaba destacar una iniciativa escolar que fomentara la convivencia escolar con acciones de promoción de la cultura de paz, de resolución pacífica y dialogada de los conflictos. "O patio que soñamos", del CEIP Martínez Alonso de Pontevedra, y "El cole de las emociones", del CEIP Mestre Martínez de Cádiz, han sido finalistas en la categoría de convivencia.

    Contacto con la naturaleza y una mirada a África

    "Sembrando el cambio", del IES Aguas Vivas de Guadalajara, ha ganado en la categoría de sostenibilidad (con más de 79 inscritos) por su fomento del cuidado de las personas, del medioambiente y de los recursos del planeta. Roberto Ruiz Robles, coordinador del área de energía y cambio climático en el Instituto Superior de Medioambiente, ha remarcado que es clave "poder estar en contacto directo con la naturaleza, con excursiones, huertos, etc. Tenemos un déficit de naturaleza".

    "Vencejos medianeros", del Colegio esclavas SCJ de Jerez de la Frontera, y "El Huerto de Blas. Nuestro lugar", del CEIP San Blas de Salamanca, han sido destacados como finalistas de sostenibilidad.

    Por su parte, "Claret Fuensanta por África", del Colegio Claret Fuensanta de Valencia, ha sido premiado en la categoría de inclusión (con 70 iniciativas presentadas). Su proyecto fomentaba la conciencia de la diversidad mundial y de la propia diversidad interna de la escuela, en la que conviven niños y jóvenes de 31 nacionalidades diferentes. Unidos a otros colegios claretianos y a la fundación PROCLADE, han apoyado la construcción de una escuela a las afueras de Kinshasa, con capacidad para 1250 niños y jóvenes, y todo ello implicando a padres y a familias.

    "Batucada", del CEIP Antonio Ferrandis de Valencia, y "Centre d'Esplai La Plaça", del Colegio Clavre Raimat de Lérida, han sido finalistas de la categoría de inclusión. El educador y pedagogo Cristóbal Ruiz Román ha querido felicitar a todos por los proyectos que trabajan "en pos de una sociedad más justa, equitativa e inclusiva".

    El jurado, formado por expertos en cada una de las categorías, ha valorado el alcance del proyecto, los logros obtenidos, la implicación de los alumnos, la ilusión y la creatividad, así como el aprendizaje logrado para seleccionar a los ganadores de esta primera edición. En la categoría de inclusión participan Pilar Pérez Esteve, docente y coach educativo; Cristóbal Ruiz Román, educador y pedagogo social, y Paula Benito Baltasar, coordinadora de programas de la Fundación SM. En la categoría de convivencia, Juanjo Vergara, especialista en innovación educativa y metodologías activas; Javier Martín Babarro, profesor de Psicología Educativa en la Universidad Complutense de Madrid, y Raquel de Diego, trabajadora social.

    Roberto Ruiz Robles, coordinador del área de energía y cambio climático en el Instituto Superior de Medioambiente, y Luis Aranguren, doctor en Filosofía, especialista en Ética, eligieron a los ganadores en la categoría de sostenibilidad. Y el premio especial de comunicación lo han concedido Pedro Piqueras, periodista y presentador de informativos, y Belinda Washington, periodista y actriz.

    Lazos entre abuelos y jóvenes: mejor campaña de comunicación

    "Mi amigo de Taitantos", del colegio Virgen del Carmen de Toledo, ha sido la mejor campaña de comunicación, con un premio de 500 euros, por su presencia en medios y en redes sociales, con el hashtag #micolegiosemueve. Pedro Piqueras, periodista y presentador de informativos, ha destacado del ganador de la categoría de comunicación que "compromete a los alumnos con las personas mayores (un modelo que en Estados Unidos lleva años aplicándose con éxito) y además saca el proyecto del aula".

    Por su parte, la Compañía de Jesús Padres Jesuitas ha sido elegida como la mejor institución comprometida, por los proyectos desarrollados en cualquiera de las tres categorías del concurso, con una dotación de 2000 euros.