27 de septiembre de 2020
13 de agosto de 2020
- Comunicado -

Siete enclaves para descubrir el Cordero de Extremadura este verano

Siete enclaves para descubrir el Cordero de Extremadura este verano
CORDEREX - CORDEREX - ARCHIVO

La chanfaina, el frite o la caldereta, algunos de los platos más típicos de la cocina extremeña

Cocina tradicional o de vanguardia, el cordero ofrece numerosas elaboraciones

Madrid, 13 de agosto de 2020. En este atípico verano, el turismo nacional se ha convertido prácticamente en una obligación. En este sentido, el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Cordero de Extremadura 'Corderex' recomienda siete destinos para descubrir la exquisita carne del Cordero de Extremadura durante la estancia en Extremadura. Los idílicos entornos naturales y rurales, unidos a la oferta gastronómica basada en la diversidad y en la calidad de los ingredientes, convierten a la tierra extremeña en un magnífico destino para los amantes de la naturaleza y la gastronomía.

El cordero es uno de los productos más característicos de la gastronomía de la zona. Los corderos de Corderex proceden de la raza merina y el sistema de producción de las explotaciones inscritas en el Consejo Regulador es el extensivo y semiextensivo tradicional que además de contribuir al mantenimiento del ecosistema de la dehesa hacen de este paisaje un símbolo de la región.

Este método de producción tradicional aporta a la carne procedente de estos corderos unas características específicas en cuanto a terneza, color y jugosidad además de ser aromática y de tener poca grasa.

De Mérida al Valle del Jerte, el cordero es protagonista

Para planificar el viaje qué mejor que una ruta gastronómica que permita conocer la tierra extremeña, su historia y tradiciones, así como su amplia oferta culinaria que abarca recetas tradicionales y de vanguardia donde el cordero siempre es el protagonista.

El recorrido empieza en la provincia de Badajoz. Lugares como Mérida, Zafra, Olivenza y Jerez de los Caballeros, municipios repletos de historia y arquitectura que, sin duda, hay que visitar. Recetas como la tradicional chanfaina de Extremadura, un plato de casquería rico en vitaminas y minerales, la caldereta de cordero, pierna y paletilla al horno a baja temperatura o las hamburguesas de cordero son algunos de los platos que el visitante podrá degustar mientras se sumerge en los sabores y la historia de estos lugares.

Después de descubrir Badajoz, es el momento de Cáceres. La provincia cuenta con enclaves maravillosos como Trujillo, Plasencia o el Valle del Jerte, y en todos ellos se puede probar el típico Frite extremeño, plato sencillo y contundente para un buen día de turismo. Guiso tradicional de la cocina popular elaborado a base de tajadas de cordero, patatas guisadas y asadura.

De sur a norte, sigue Trujillo y su prominente arquitectura medieval. Escenario de importantes producciones audiovisuales como Juego de Tronos o La Peste, dentro de las murallas de Trujillo convivieron diversos reinos y culturas. También fue tierra de conquistadores cuyos rastros son muy visibles en todos los edificios de la Plaza Mayor. Cordero relleno de boletus y unas chuletillas a la brasa son algunos de los platos que el visitante podrá degustar mientras se sumerge en los sabores de esta tierra que fue cruce de culturas.

Subiendo por la geografía extremeña, llegamos a Plasencia, cuyo conjunto histórico está declarado como Bien de Interés Cultural. En los restaurantes del casco antiguo se puede probar las mollejas de cordero, otro exquisito plato donde se saborean matices distintos de la carne.

Antes de abandonar Extremadura, es obligatoria la parada en el Valle del Jerte, un paraje natural sin igual donde destacan municipios como Piornal, Jerte o Cabezuela del Valle, zonas repletas de historia, monumentos y gastronomía. Recetas como las manitas de cordero, la pierna en hojaldre o los churrasquitos ayudarán al viajero a reponer fuerzas después de una larga caminata para descubrir las numerosas piscinas naturales, cascadas y gargantas de este valle conocido por sus cerezos.

En definitiva, Extremadura cuenta con una gran variedad de restaurantes que apuestan y que son fieles al consumo de la carne del "Cordero de Extremadura" con sello de calidad y en los que el visitante podrá disfrutar de diferentes elaboraciones. Entre ellos destacar en Mérida los Restaurantes Chamorro, Sybarit, Vaova, Las Lomas o El Yate; en Zafra y alrededores los Restaurantes El Arco, Florida y Las Barandas; en la zona de La Serena los Restaurantes Olayo, Las Piscinas, La Dehesa, El Tordo, V Cecilio; en Villafranca de los Barros el Restaurante Albor de Eide; en Guadalupe La Posada del Rincón; así como todos los Paradores Nacionales de Extremadura.

Consejo Regulador Indicación Geográfica Protegida Cordero de Extremadura

Cordero de Extremadura, Corderex, es la Indicación Geográfica Protegida (Denominación Específica) para los corderos que nacen en las Dehesas de Extremadura, que protege y ampara la carne procedente de las canales de cordero que ha cumplido cada uno de los requisitos que se fijan en su Reglamento. Las canales certificadas en los mataderos, siempre llevarán un precinto de garantía numerado en el garrón de su pata, así como el sello corrido a lo largo de las dos medias canales con la mención 'CORDEREX'.

Más información:

Europa Press Comunicación: 91 359 26 00

Virginia García virginiagarcia@europapress.es

Miguel Cobo miguelcobo@europapress.es

Consejo Regulador IGP Cordero de Extremadura: 924 310 306

Raúl Muñiz corderex@corderex.com

www.corderex.com