19 de mayo de 2019
  • Sábado, 18 de Mayo
  • 16 de abril de 2008

    Innova.- AINIA acoge un encuentro internacional sobre la obtención de compuestos con residuos de tomates y aceitunas

    VALENCIA, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El Instituto Tecnológico del sector agroalimentario (AINIA) acogerá mañana y el viernes un encuentro internacional sobre la obtención y aplicación de compuestos saludables a partir de los residuos de tomates, aceitunas y uvas, según informaron hoy en un comunicado fuentes de esta entidad.

    Según explicaron, en los países del sur de Europa --España, Italia, Grecia y Francia-- los cultivos y procesados de tomates, olivas y uvas son los principales negocios agroalimentarios. Sin embargo, el proceso industrial agroalimentario genera millones de toneladas de residuos de estos alimentos que se desechan o tienen pequeñas aplicaciones. Estos deshechos, lejos de ser desperdicios inservibles, "son una rica fuente de compuestos bioactivos de alto valor para la salud gracias a que contienen fibras, vitaminas o aditivos alimentarios", puntualizaron.

    La pregunta que se hacen los agentes del área agroalimentaria es si es posible obtener valor añadido o compuestos beneficiosos para la salud a partir de los residuos del procesado de tomates, uvas y aceitunas. En ambos casos no sólo es posible, sino que hasta se pueden generar grandes beneficios, tal y como revelan las actividades desarrolladas en el marco del proyecto europeo 'Bioactive'.

    En concreto, los residuos del procesado de la uva tienen valiosas sustancias para la salud como ciertas fibras, taninos, polifenoles, lípidos azúcares y ácido tartárico, algunos muy importantes por sus propiedades antioxidantes.

    Los residuos del procesado de los tomates, por su parte, constituyen una fuente de nutrientes, ya que son ricos en carotenoides, proteínas, azúcares, ceras y aceites de gran aplicación en la alimentación y la industria cosmética. También varios estudios afirman que los deshechos del procesado de aceitunas para elaboración de aceites poseen una alta concentración de sustancias orgánicas en la pulpa.

    De esta forma, la extracción y purificación de estos compuestos naturales a partir de esta materia prima de bajo coste --residuos procesado: tomates, uvas y aceitunas-- puede plantear una alternativa interesante y muy útil desde el punto de vista de aprovechamiento de residuos, al tiempo que mejora la disponibilidad de introducir ingredientes naturales en los mercados europeos.

    En este sentido, AINIA participa en el proyecto 'Bioactive' (VI Programa Marco Europeo), con la intención de crear una plataforma europea de información que permita dar a conocer los conocimientos y avances sobre la extracción de compuestos bioactivos a partir de residuos generados en el procesado industrial de tomate, aceituna y uva, así como sus posibilidades de aplicación en la industria agroalimentaria y cosmética.

    Para dar a conocer los avances de las investigaciones sobre esta materia, se llevarán a cabo una serie de reuniones en España, Italia, Grecia y Francia dirigidas a la transferencia de 'Know-how' y la evaluación de las facilidades económicas de la extracción de compuestos bioactivos a partir de los residuos generados por las pymes agroalimentarias.

    Tras las reuniones semestrales de proyecto mantenidas en Alemania, Italia y Grecia, el próximo encuentro tendrá lugar en AINIA mañana y el viernes. El centro tecnológico valenciano acogerá a expertos de Alemania, Francia, Italia, Grecia y España para debatir sobre este tema, profundizando en la transferencia hacia cooperativas y pequeñas empresas de las posibilidades del aprovechamiento de los subproductos de estos sectores.

    El proyecto ofrece nuevos retos para el desarrollo de alimentos saludables o productos cosméticos, lo que permitirá favorecer la competitividad de los países del sur de Europa frente a potencias en esta materia como Estados Unidos.