3 de abril de 2020
8 de septiembre de 2008

Innova.- El IFIC de Valencia participa en el acelerador de partículas (LHC) que se pondrá en marcha pasado mañana

VALENCIA, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Instituto de Física Corpuscular (IFIC) de Valencia participará en la primera inyección de partículas que llevará a cabo el Gran Colisionador de Hadrones (LHC), que se estrenará en el Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN), en Ginebra (Suiza), pasado mañana. Allí, a un centenar de metros de profundidad, en el túnel acelerador, físicos e ingenieros inyectarán los primeros haces de partículas en un acelerador único en el mundo, según informaron hoy fuentes del Servicio de Información de Noticias Científicas (SINC) en un comunicado.

Las colisiones de partículas que empezarán el próximo 10 de septiembre se registrarán en cuatro inmensos detectores, con los que los físicos quieren investigar "nuevos fenómenos relacionados con la materia, la energía, el espacio y el tiempo", señalaron.

El presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Rafael Rodrigo, señaló que este colisionador representa "un gran reto para la ciencia española", al que el CSIC está dando "todo su apoyo" a través del IFIC de Valencia, el Instituto de Física de Cantabria y el Instituto de Física Teórica.

Según Rodrigo, "los próximos años nos depararán importantes descubrimientos científicos, en los que la física española tendrá un papel muy relevante". Los avances tecnológicos generados durante la construcción del LHC tendrán también una "gran repercusión sobre nuestra sociedad, como lo atestiguan sus recientes implicaciones en física médica, informática y comunicaciones", indicó.

El director general del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat), Juan Antonio Rubio, explicó que el LHC es "extremadamente importarte para el futuro de la Física Fundamental".

En este sentido, destacó que existen "predicciones teóricas cuya comprobación tiene el máximo interés, como la búsqueda del bosón, obosones, de Higgs, que explicaría el origen de la masa, la existencia de nuevas partículas que proporcionarían información sobre la posible unificación de todas las interacciones o sobre la materia oscura en el Universo, la existencia de un estado de la materia a temperaturas muy elevadas, o la explicación de que el Universo esté hecho de materia sin presencia apreciable de antimateria".

Asimismo, consideró que "quizás lo más importante" es que el LHC "permitirá cubrir un nuevo rango de energía en las interacciones entre componentes elementales que proporcionará una valiosísima información para progresar en el conocimiento de la estructura de la materia y las interacciones entre sus componentes".

La puesta en marcha del LHC y sus experimentos significa la "culminación de un inmenso esfuerzo tecnológico" que ha requerido el desarrollo de prácticamente todas las tecnologías de vanguardia. Desde el punto de vista internacional este hito supone la confirmación de Europa como "líder mundial" en esta disciplina, ya que el LHC es el centro de una amplia colaboración internacional que integra a científicos de cerca de un centenar de países, indicaron fuentes del SINC.